El fin de un romance; ‘Acacias 38’

Maite accede a marcharse del vecindario y dejar a Camino a cambio de que la saquen de la cárcel. La1. Del 2 al 6 de marzo. 18.30h

Acacias 38
Pedro Valdezate

QUÉ HA PASADO

• Bellita descubre que José tiene un hijo llamado Julio.

• Carmen se ve obligada a llevar a Moncho al hospital.

• Maite recibe una fuerte paliza estando en prisión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acacias 38
Pedro Valdezate

La estancia de Maite en prisión es cada vez más dura y se ve obligada a aceptar la propuesta de su tío Armando y Felicia: saldrá de la cárcel ese mismo día gracias a los contactos de Ildefonso si se marcha a París sin rechistar. Ella solo pone una simple condición: despedirse de Camino.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Horas más tarde, la presa llega a Acacias y observa a lo lejos a su amada, que corre a sus brazos ilusionada. Sin embargo, la sonrisa se borra de su rostro cuando descubre que su novia vino para despedirse. “Siempre te llevaré en mi corazón, querida”, dice la pintora.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Luego, coge su maleta y se marcha. La joven Pasamar, rota de dolor, empieza a deambular por los caminos aledaños a su casa con la mirada perdida.

Acacias 38
Txuca Pereira

Césareo es quien la encuentra y la lleva con su madre al restaurante. La muchacha parece encontrarse en perfecto estado de salud, pero hay un problema: ha vuelto a perder el habla.

acacias 38
Pedro Valdezate

Por otro lado, Lolita y el resto de la familia han regresado al barrio con agua del manantial de Cabrahigo para Moncho. La tendera piensa que con el líquido el niño se curará pronto de su neumonía. Aunque su recuperación no es inmediata, parece que la enfermedad va cediendo poco a poco.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Así pues, los Palacios se animan a bautizar al recién nacido. La progenitora no tiene más remedio que aceptar que Carmen sea la madrina. Cuando la excriada se entera, se muestra muy dichosa por la decisión. “Es una inmensa alegría, además de un honor”, asegura.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Quien no parece estar tan contenta es Bellita. La mujer sigue sin perdonar a su marido que tuviera un hijo fuera del matrimonio y ni siquiera la intervención de Julio abogando por su padre consigue que la folclórica cambie de opinión.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Cinta, que no soporta la situación que tiene en casa, pide a Emilio que pospongan la boda un tiempo hasta que las cosas se hayan calmado.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38