Álex Barahona y Nuria Gago: “Estamos encantados de volver a ‘Amar es para siempre’”

Se conocieron en la telenovela y congeniaron a la perfección, por lo que ninguno se lo pensó dos veces cuando les ofrecieron regresar a la plaza los Frutos para potenciar la trama costumbrista

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sus personajes se casaron hace ocho meses y se trasladaron a Barcelona con la idea de empezar una vida en común y, sobre todo, olvidar el duro pasado de ella, maltratada por su exmarido. Sin embargo, a Clara y Nicolás las cosas no les han ido tan bien como esperaban y, aunque siguen enamoradísimos, necesitan la ayuda económica de la familia de ella. Esta semana, regresan a la plaza de los Frutos dos de los actores más queridos de la temporada pasada: hablamos de Nuria Gago y Álex Barahona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Sabíais que os iban a llamar?

N. G.: No, fue una sorpresa. Cuando se acabó nuestra trama no nos planteamos más, pero 
en noviembre nos tantearon para ver si nos apetecía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A. B.: Así fue. Los dos estamos encantados de volver, pero yo pregunté a los guionistas qué tenían pensado para nosotros, pues la anterior etapa acabó con una boda tan idílica que no quería que se contaminase.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Por qué fuisteis los elegidos?

N. G.: Porque soy pequeña y abulto poco en el camerino (risas).

A. B.: No nos han dado explicaciones, supongo que nuestra pareja funcionó bien. Además, el personaje de Nuria tiene un lazo con la familia pilar de la novela, los Asturianos, y eso facilita el escribir una trama para nosotros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Nos os daba pereza retomar el ritmo de una telenovela?

A. B.: No. Es como cuando estrenas una obra de teatro y de primeras piensas: “¿Quién me habrá mandado?”. Y luego, cuando no la haces, la echas de menos.

N. G.: Además, esta vez no nos va a dar tiempo a cansarnos porque tenemos una historia cerrada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antes de participar en Amar es para siempre, ¿os conocíais?

A. B.: No habíamos coincidido, ni por amigos comunes. Al menos me avisaron los directores al llegar: “Ojo con ella. Es más peligrosa de lo que aparenta” (risas).

N. G.: Sí, le dijeron: “¡Cuidado! 
Es más bajita de lo que parece”. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué destacaríais el uno del otro?

A. B.: Nuria es muy generosa y encontramos pronto el código en
el que estamos cómodos grabando. La espera entre secuencias se hace más agradable cuando me invade el camerino.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

N. G.: En lo que más hemos conectado es en el humor. Álex es un tío muy listo y hablamos mucho de la vida. Es muy cálido y responsable currando. Se agradece cuando tu compañero viene con el texto aprendido.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Os habíais llevado algún recuerdo de Clara y Nicolás?

N. G.: Sí, Lucía, el personaje de Andrea Duro, le regaló al mío en su primera boda un cuadrito bordado. Como a mí me encanta todo lo antiguo, en mi despedida pedí a los de atrezo que si me lo podía quedar. Lo tengo puesto en el reposabrazos del sofá de mi casa y me parece precioso.

A. B.: A mí Nuria me vino con un sacacorchos. Tuvimos una escena donde se me complicó el abrir una botella de vino y ella, muy atenta siempre, se quedó con ese detalle y me lo dio el último día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Podéis elegir entre la pasada temporada y esta?

N. G.: La anterior salió redonda. En mi caso, la viví con mucha intensidad porque, aunque sé desconectar, mi personaje pasaba por situaciones muy fuertes: gritos, maltrato…  Llegó un momento en que salía alterada del plató. Ahora es distinto, el argumento es más ligero.

A. B.: En este caso, nosotros llegamos para reforzar el costumbrismo y demostrar la importancia que tiene la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Todavía os cuesta veros
en pantalla?

N. G.: Después de tantas series, yo ya no tengo ningún problema. Es más, lo hago como herramienta para mejorar 
y limar esas muletillas que todos tenemos. 

A. B.: A mí, un poco. Intento poner distancia porque si te pilla en un día negativo, puede destruirte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y después de Amar

A. B.: Yo, de momento, estoy centrada en esto. Son muchas horas.

N. G.: Y yo. Pero esperemos que vengan muchos proyectos de aquí a que salga la entrevista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo