Adela, sin consuelo

Por una trampa de Martos, se entera de que su hija está desahuciada. Antena 3.  Del lunes 11 al viernes 15 de julio. 16.30 h.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una mentira intencionada

Eugenio es el primero en enterarse de que a Adela le han concedido la nulidad matrimonial y, sin perder tiempo, se lo menciona a Contreras. Quiere despistarlo mientras consigue demostrar, con ayuda de Perona, su relación con el KGB.

Un paso más

También Víctor y Velarde dan un paso más en su investigación sobre Petrov. “Estos documentos son la prueba de que es un espía ruso”, se congratulan.

La decisión de Petrov

El agente sigue encarcelado y se debate entre si tirar de la manta y delatar a otros compañeros o aguantar. De momento, prefiere no hablar.

Lorente, a punto de ser descubierto

En el Café Reyes todo transcurre con normalidad y se organiza una nueva timba de cartas, a petición de Lorente. De repente, la policía hace una redada. “Compañeros. Qué bien que hayan llegado a tiempo para parar esta partida fraudulenta”, disimula el inspector, que logra salir airoso de tan delicado asunto y volver al hostal de Benigna.

Clara empieza el tratamiento

Entre tanto, Manolita anima a Clara y Nicolás a iniciar el tratamiento de fertilidad con el doctor Picón. Este les recomienda tener más momentos de intimidad, algo casi imposible de conseguir en casa de los Gómez.

Quico pide ayuda a Benigna

Mientras, un atracador actúa por el barrio y Quico es el principal sospechoso. Sabiendo que lo buscan, el chico se refugia en la pensión: “Es un malentendido”.

El regreso de Ángel

Finalizada la temporada americana, Ángel vuelve a Madrid. Todavía está convaleciente por la cogida y dice a Carmen que se acostó con El Rondeño para ser una figura del toreo.

La estrategia de Martos

Martos filtra a la prensa la anulación del matrimonio Contreras y con esto, desvía la atención a ese tema y evita que salga a la luz la muerte de la paciente a quien realizó un trasplante de corazón.

El apoyo de Martos

Aitana es su ayudante y se ha convertido también en su mayor apoyo, aunque por dentro reconoce que está enamorado de Adela, que quiere hablar con él.

Pelayo quita unas entradas a Marce

En El Asturiano, Pelayo roba unas entradas de fútbol a Marce y se las da a Guillermo para que vaya con el hermano de Carlota. “Seguro que le da igual. Él ha ido muchas veces al campo”, piensa.

Quico, descubierto

Lorente interroga a Benigna sobre Quico. “No tengo noticias desde que se fue”, miente. Sin embargo, acaba topándose con él en el pasillo y lo encierra con llave en una habitación hasta poder confirmar si es el atracador que persiguen sus compañeros.

Velarde sigue actuando

Después de hablar con Víctor, Velarde se acerca seguro al cuartel con intención de llevarse a Petrov. “El preso se queda si no me trae una orden judicial. Lo siento, es una cuestión burocrática”, se rebela Tomás. Después, Contreras hace una llamada para preparar su inmediato traslado a otra cárcel.

Promocionando El Asturiano

Arrepentido, Pelayo dice a Marce que cogió las entradas. “Padre, tenía que habérmelas pedido. Estaba volviéndome loco”, afirma. Sin embargo, el asunto se olvida pronto pues en El Asturiano están entretenidos fotografiando los platos.

Una delicia de platos, pero mal fotografiados

“La comida entra por los ojos”, concluyen, con la intención de colgar las imágenes en las paredes. Manolita, Marcelino y Pelayo ponen toda su buena intención, pero les falta profesionalidad y muchas imágenes salen desenfocadas.

Andrés ayuda a los de El Asturiano

Finalmente, tienen que pedir ayuda a un profesional y recurren a Andrés, el fotógrafo de prensa que quedó prendado de María en el certamen de Miss Madrid.

La sinceridad de Adela

En un arranque de sinceridad, Adela reconoce a Martos que jamás estuvo enamorada de él: “La gratitud y el cariño me confundieron”.

Una trampa malvada

Aunque esconde su rabia, el doctor Martos se venga tendiéndole una trampa para que descubra que Sofía está grave. “Pone que no hay tratamiento posible. Se va a morir”, piensa al leer su informe.

El dolor de una madre

Desconsolada, no puede disimular su dolor ni ante su hija.
 “No puede ser. Te necesito y tiene que haber alguna salida”. Aunque parece increíble Sofía acaba consolándola a ella.

Adela, sin consuelo

Pero tras saber que a su hija puede quedarle poco tiempo de vida, Adela se tumba y asegura no tener fuerzas para levantarse. “No encuentro sentido a mi vida”, dice.

La encrucijada

Por su parte, Tomás confiesa a Víctor que se encuentra en una encrucijada y este le ofrece su apoyo. No servirá de nada pues Velarde ha conseguido los papeles necesario para llevarse a Petrov: “Tiene que entregarme al prisionero. Esta vez no puede negarse. Me han dado su custodia”.

Un poco de intimidad

Ante la imposibilidad de tener un minuto para ellos como les recomendaron, Clara y Nicolás reúnen a la familia: “Esto es de locos. Cada vez que estamos en el cuarto, llama alguien. ¿Podríais dejarnos una tarde a solas?”.

 

La amenaza

Un prestamista localiza a Lorente y sin mediar palabra lo golpea. “¿Crees que el dinero era un regalo? Pues estás muy equivocado… Mañana lo quiero”, amenaza.

Guillermo y Sofía vuelven a estar juntos

Los que se han reconciliado son Sofía y Guillermo. Los jóvenes no dudan en besarse en la peluquería creando confusión en Carlota.

La decepción de Carlota

La chica, después del baile de la Benemérita, pensaba que el guardia civil dejaría su relación con Sofía, pues se había fijado en ella.

Renacen los sentimientos

Tras cruzarse por la plaza con María, el recién llegado Ángel tiene que reconocer que sigue sintiendo algo por su exnovia, aunque le parece imposible reconquistarla después de todo lo sucedido.


Lee el resumen completo en la revista Telenovela, cada lunes en tu quiosco.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo