Mariona Ribas encabeza el reparto de ‘Amar...’: “Trabajar en esta novela es muy estimulante”

Su carrera comenzó hace casi dos décadas en una serie diaria y ahora vuelve con la ilusión de entonces.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sus ojos reflejan el misterio necesario para interpretar un personaje “ni bueno ni malo” como es Marta Novoa, 
la protagonista de Amar es para siempre. Mariona Ribas, una actriz camaleónica y sencilla, se ha puesto una minifalda y se ha cortado la melena para acompañarnos cada sobremesa en Antena 3.

Amar… se llena de color esta temporada. ¿Qué te parece?

A mí me encanta. Las tramas de la anterior fueron muy intensas y ahora se ha apostado por un giro radical con historias menos tormentosas. El cambio se nota desde la cabecera, luminosa y con mucho ritmo.

¿Sientes más responsabilidad por estar al frente del reparto?

Trabajar en Amar… es muy estimulante, tengas el papel que sea. Las series diarias son exigentes. Lo sé porque cuando empecé estuve cinco años en ‘El cor de la ciutat’, de TV3.

¿Te ves guapa de ‘sesentera’?

Me siento algo rara, pero me resulta divertido y me parezco muchísimo a mi madre y a mis tías cuando eran jóvenes (risas).

Marta Novoa confunde. ¿Es una loba con piel de cordero?

Lo que le ocurre es que vive en un contexto que diríamos no le corresponde. Es atípico que en 1967 una mujer de 30 años esté al frente de una empresa de expansión europea. Eso le lleva a defender sus intereses de forma fría.

¿Conocías a tus compañeros?

Solo un poco a Katia Klein (Fiona); con Gorka Lasaosa (César) trabajé en la serie Gominolas, de Cuatro, y con Thaïs Blume (Nuria) hice microteatro. Del resto a nadie, pero me resulta fascinante tratar con gente nueva. Nunca había tenido una familia tan grande en la ficción.

¿Tenías referencias de Miguel Ángel Muñoz, tu ‘prometido’?

Me habían hablado muy bien de él y ahora he podido comprobar que es un actor con un gran nivel profesional, que aporta mucha energía y crea buen ambiente.

¿Tienes proyectos en el teatro?

Acabé La ratonera y en marzo empiezo la gira de una función que hice en Barcelona. Se llama ‘Pretty’, de Neil LaBute. Es un texto amargo, crítico con la sociedad y que hace reflexionar.

¿Las tablas son una escuela?

Es el medio natural del actor. A mí el teatro me ha curtido, aunque yo no distingo entre medios de primera y segunda división. Yo crecí y me formé como actriz en la televisión.

¿Recuerdas tu primer trabajo?

A los 8 años empecé en el teatro amateur y descubrí mi vocación. Tuve la suerte de que mi familia siempre me apoyó. Fue en el año 2000 cuando me llegó la oportunidad de ‘El cor de la ciutat’. 

¿Sigues tejiendo en tu tiempo libre?

¿Tiempo libre? (risas). Ahora mismo tengo poco, pero sí. He estudiado patronaje y es algo que forma parte de mi vida. 

Lee la entrevista completa en la revista Telenovela.

Además...

Trabajó con Lluís Homar y Fernando Tejero en ‘Gominolas’, una
de las mayores apuestas de Cuatro cuando empezó la cadena.

En un capítulo de ‘Gran Hotel’ con Silvia Marsó.

Con Félix Gómez en ‘La República’, todavía pendiente de emitir su segunda temporada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo