Su día más feliz

Benigna y Benito se dan el “sí, quiero” en una semana complicada para todos los vecinos. Antena 3. Del lunes 12 al viernes 16 de diciembre. 16.30 h.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Descubiertos?

La cita secreta de Marta y Rafael no pasa tan inadvertida como ellos querrían y eso que ella nada más irse su exnovio de su casa se arrepiente.

Marta marca distancias

Una vez más, Marta desconcierta a Rafael y marca distancias sin explicaciones: “Lo que pasó fue un error. Mejor que no volvamos a vernos”.

Las sospechas de Alba

Alba pregunta a su hermana con quién pasó la noche aprovechando que sus padres se habían ido. Por su parte, Gonzalo interroga a su compañero en el King’s: “Esa sonrisa no es normal. ¿Vas a decirme el nombre de la culpable?”.

Ginés, testigo del encuentro

Sin embargo, el único que realmente tiene todos los datos es Ginés… El mayordomo ha pasado la madrugada de guardia en el portal de los Novoa y ha sido testigo de la salida del piloto a altas horas.

La estrategia de Ana María

Doña Ana María, que sonríe con malicia. La marquesa oculta la información que tiene del encuentro de los amantes a su hijo, al menos hasta conseguir pruebas.

Una piedra en el camino

Por su parte, el padre Argimiro explica a Benito los pasos que debe seguir si quiere formalizar su relación con Benigna, quien se entera de que su futuro marido no está bautizado y esto impide su paso por el altar.

El reencuentro

Después de tres años sin dar señales, Dorita se presenta en El Asturiano y también Maruxa llega. Esa noche, se reúne en el King's.

Una sorpresa para María

En un principio su reencuentro con María resulta muy emotivo, hasta que sale a la luz que la exlimpiadora se ha casado con Andrés en París. “¡No me lo puedo creer! Estuvo conmigo”, se molesta la hija de Marcelino.

 

Explicaciones no pedidas

Luego es Andrés quien da explicaciones a la hija de Marcelino y Manolita. A ella le parece una traición que no le hayan dicho nada de su boda.

¿Qué pretende Maroto?

Jaime nota muy nerviosa a Henar y se entera de que Maroto trató de forzarla. “Prefiero olvidar el asunto y no removerlo más”, le dice ella. Mientras, el capataz se comporta como siempre.

Jaime toma medidas

Indignado, lo primero que hace el joven Novoa al salir de la fábrica y tras consolar a Henar es irse a hablar con su hermana Alba: “Aléjate del capataz. Que no te vea con él”.

Buenas noticias

Esa tarde, Alonso se acerca al despacho de Quintan y le comenta que Haussman respetará el organigrama. “Quiere pediros disculpas a ti y a tu hijo”. Jaime se alegra de la noticia, que les comenta luego el abogado.

La confusión

Por una apuesta, Bruno se pone la sotana de Argimiro y se mete en el confesionario, al que se acerca María y le relata sus pecados sin darse cuenta del error. Luego es Marta la que habla de su infidelidad. El chico preferiría no haber conocido ese detalle, pero lo oculta a Alba.

Por fin sale la novia

Una vez que Benito ha regularizado su situación y ha sido bautizado, se puede celebrar la boda. Benigna, feliz y muy guapa con un vestido y abrigo de color marfil, se dispone a dejar el hostal cuando le comunican que el techo de la iglesia se ha desplomado. ¡Qué desastre!

Cambio de planes

Rápidamente, Henar toma la iniciativa. “Trasladémonos todos a Castrejón, el pueblo de Benito”, plantea, y con la colaboración de Fiona y María improvisan un altar en medio del campo. Benito, el novio, llega también muy elegante.

Quico llega en el último segundo

Desgraciadamente, este no es el único contratiempo de la jornada, pues Quico, el hijo de la contrayente, se encuentra atado de pies y manos debido un severo castigo de la mili. Será Argimiro quien, a través de un contacto, consiga liberarlo para que el joven pueda ir a la ceremonia.

Maruxa se pone de parto

También Maruxa ha venido desde Galicia para asistir al evento pero, embarazada de nueve meses, se pone de parto justo cuando va a pronunciarse el “sí, quiero”.

Afortunadamente, Maruxa da a luz un bebé precioso y tras arroparlo, la celebración puede continuar. Pero antes, los novios tienen que pronuciar el “sí, quiero”… si na lo impide.

Su día más feliz

Por fin, Benigna y Benito son marido y mujer. ¡Vivan los novios! Además, Camilo ha dado su bendición y hasta ha accedido a ser el padrino. Empieza su vida matrimonial.

La obsesión de Rosalía

En casa de los Novoa, Rosalía  sigue obsesionada con el episodio de las sábanas y acusa a Alba de haberse acostado en su cama.

Marta saca la cara por Alba

Al escuchar la reprimenda a su hermana pequeña y sabiendo que es injusta, Marta interviene. “Mamá, fui yo, pasé la noche con Alonso”, miente.

Primera noche juntos

Ya en el hostal, Benito y Benigna viven su primera noche como marido y mujer, aunque por el cansancio nada sale como desean. Además, aplazan su luna de miel, para estar con los huéspedes en Navidad.

Manolita y Marcelino se van a México

A la mañana siguiente, Manolita y Marcelino ponen rumbo a México para estar con Leonor. “Van a ser unas Navidades muy tristes sin vosotros”, aseguran Pelayo y María cuando se despiden.

Lee el resumen completo en la revista Telenovela, cada lunes en tu quiosco.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo