El dilema de Alonso

Ana María muestra a su hijo las fotos que demuestran la infidelidad de Marta. Antena 3. Del martes 27 al viernes 30 de diciembre. 16.30 h.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dos puntos de vista

Alonso recrimina a Rafael haber anulado el vuelo de don Juan Carlos de Borbón a Estoril. Aunque el piloto se da cuenta de su error, también deja claras sus prioridades: “Mis ideales y el partido comunista están antes que un príncipe”.

Una madre preocupada

Mientras, Rosalía ultima los preparativos de la cena de Nochebuena y anima a Jaime a invitar a Nuria: “Seguro que le hará ilusión”.

Nuria rechaza a Jaime

Para su sorpresa, es la propia abogada quien rechaza 
la proposición por un motivo: 
su creciente interés por el fiscal Martín Pallarés.

Rafael pide perdón

Por su parte, Alba comenta a su  madre que ha hecho las paces con Rafael. “Volvemos a ser amigos”, dice ante el evidente malestar de Rosalía. “Me parece precipitado. No se merece ni eso”, asegura.

Yuste se apunta a las cartas

La ludopatía de Quintero es cada día mayor y hasta abandona su puesto de trabajo para poder ir a las timbas. Para su sorpresa, Yuste se presenta en el local y quiere jugar. Por si fuera poco, la suerte no está de su parte y pierde una fortuna. Avispada, doña Ana María se entera y le ofrece saldar su deuda “a cambio de información sobre los Novoa”.

Una trastada más de Bruno

Este no es el único frente abierto de la matriarca de los Novoa, pues Bruno lee la carta de Esteban y la acusa de tener un amante. Argimiro se entera de esto yle recrimina que se meta en la relación de sus padres.

Rosalía media ante Bruno

Rosalía tiene que explicar a su hijo que Esteban no es su amante y hasta Félix interviene. “Tu comportamiento está siendo tan díscolo que estoy planteándome llevarte a un internado”, dice al chico. La medida le resultará excesiva a su madre.

La soledad de Nuria

Quintero no consiente que su compañera Nuria vaya a pasar sola la noche más familiar del año y consigue que acceda a cenar con él y su mujer: “Te esperamos. No faltes”.

Cambio de planes

Al final, Benigna y Benito renuncian a su luna de miel y pasarán el mes en el hostal, que en realidad es lo que deseaban ambos

Como en casa en ninguna parte

Al enterarse, Pelayo les propone cenar con ellos en Nochebuena, ya que los niños están tristes desde la marcha de Marcelino y Manolita a México. “Claro. Sería estupendo”, dicen ilusionados.

La despedida

A pocos días de su boda, Marta se reúne con Rafael en el King’s: “Perdón por haberte confundido y herir tus sentimientos”.

El último beso

También Marta asegura estar “muy enamorada” del marqués, aunque no puede evitar dar a su exnovio un beso de despedida. Ninguno sospecha que Ginés, escondido tras una cristalera, saca fotografías…

Ginés, siempre a las órdenes de Ana María

Nada más revelarlas, Ginés se las entrega a doña Ana María. “Buen trabajo. ¡Adiós noviazgo! Ahora solo tengo que esperar el momento adecuado…”, sonríe la marquesa.

Ana María saca las pruebas

Pasadas las fiestas, Ana María enseña las fotos a su hijo: “¿Vas 
a seguir con una mujer que te engaña?”. Alonso, que no sale de 
su asombro, exige saber más.

Alonso pide explicaciones

Alonso pide a Ginés más datos sobre la noche que pasaron Rafael y Marta. Después de escucharlo, se plantea el futuro, pero de momento decide mantener su compromiso con Marta.

Antes de actuar…

Alonso quiere hablar con Marta, saber si ha sido un montaje de su madre para anular la boda. Sin embargo, está muy confundido y se da a la bebida.

 

La cena más mágica…

Al ritmo de villancico, los dueños del Hostal y los Gómez se lo pasan en grande. Las ocurrencias de unos y de otros consiguen una noche mágica.

 

…con muchos invitados

Pelayo se convierte en el protagonista de la noche por sus chascarrillos y ocurrencias. También María anima mucho a sus hermanos pequeños.

Nochebuena en el hostal

Finalmente, Pelayo, María y el resto de sus nietos celebran una bonita Nochebuena, que nunca olvidarán.

Ande, ande, ande…

Beninga pone toda sus ganas en que los hijos de su adorada Manolita pasen una velada especial. Algunos son muy pequeños y no se merecen una Nochebuena triste.

El ofrecimiento de Alba

Henar se pone enferma y avisa de que no podrá ir a trabajar. “Yo puedo sustituirla”, se ofrece Alba, idea que incomoda a Jaime, pues la quiere lejos de Maroto. No obstante, a Félix le parece adecuado. Tampoco a Marta le parece adecuado.

Benito se siente inútil

Benito necesita sentirse útil y con toda su buena voluntad trata de echar una mano en el hostal y en El Asturiano, pero su torpeza 
y falta de concentración desesperan tanto a su mujer como a Pelayo. “Si le decimos la verdad, va a llevarse un disgusto”, concluyen.

Argimiro ayuda a Benito

Entre Benigna y Pelayo buscan la forma de que Benito esté ocupado y recurren a Argimiro. “¿Podría ayudarte a repartir comida entre los pobres?”, plantean.

Bruno dona su radio

Entre tanto, Bruno tiene el bonito gesto de donar su radio a la parroquia. Argimiro, sorprendido, nota en sus ojos cierta tristeza. Mientras Benita intenta por todos los medios sentirse útil.

Jaime está cansado de las negaciones de Nuria

Mientras, Rosalía pregunta a Jaime si asistirá con Nuria a la boda de su hermana. “Mamá, déjalo ya. Si no vino en Nochebuena, menos irá a esto”, responde molesto.

Una sorpresa para Henar

Jaime se acerca a ver a Henar y, para su sorpresa, le ofrece ser su acompañante el día de la boda de su hermana.

Un admirador para Gonzalo

Juanma, un amigo de Rafael, va a tomar algo al King’s y parece ligar con María, aunque quien realmente le interesa es Gonzalo.


Lee el resumen de la novela en la revista Telenovela, cada lunes en tu quiosco.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo