La sorpresa

Sin decírselo antes, Benito 
y Fuen editan la novela de Pelayo. Antena 3. Del 15 al 19 de mayo. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los meses pasan y Alba sigue resistiéndose a revelar que está embarazada. Fiona, consciente de que tarde o temprano se sabrá, la anima a contárselo al menos al padre.

Fuen está triste por haber forzado a su sobrina a cambiar de trabajo. Al comentárselo a Pelayo, este logra un acercamiento entre ambas. Por su parte, ella le anima a publicar la novela. “Me conformo con que la lean los amigos”, responde el tabernero.

La que parece recuperarse pronto de la muerte de su marido es Marta. Aunque muestra su lado de viuda desconsolada, esa tarde se da cuenta de a quién ama realmente cuando ve a Rafael besar a su hermana.

Desde hace unas semanas, Jaime sufre pesadillas relacionadas con su paso por la cárcel. Bruno se da cuenta al verlo inquieto en la cama y se lo pregunta, pero él prefiere sincerarse con Nuria. “No entiendo por qué me pasa esto después de tanto tiempo”, asegura.

Rafael oculta a Alba que la policía lo investiga por el pasaporte falso que encontraron en el King’s, mientas que ella sigue sin hablar del embarazo.

Preocupada por ambos, María recurre a Martín para que arregle lo de su socio. “Es un asunto delicado. Mejor no entrometerse”, responde el fiscal. Sin embargo, actúa de una forma muy diferente y accesible cuando es Nuria quien le pide el favor. Su novia, molesta, le exige explicaciones.

Días después, Fuen dice a Pelayo que Benito lo necesita en la librería para arreglar una estantería. No sabe que le espera una emocionante sorpresa: su novela está editada y ocupa un lugar privilegiado en el escaparate. “Me habéis hecho muy feliz”, confiesa a ambos. Muy orgulloso de su padre, Marcelino promociona el libro en el bar más que las croquetas de su mujer.

Por su parte, Henar siente que ha fallado a Gonzalo y va a pedirle perdón. Durante la charla, él termina contándole su secreto: “Soy homosexual. Vivo obligado a ocultarlo porque la sociedad no lo acepta”. Benigna los ve y confunde el momento. “¡Qué bonito es el amor!”, piensa.

Todavía conmocionada, Marta trabaja día y noche para poder sacar adelante la empresa. “Es necesario desbloquear las cuentas de mi marido”, insiste a Alcoriza, de quien Quintero desconfía.

Además, Holstein se presenta sin avisar en la fábrica para analizar la situación aunque evita hablar del futuro de Haussman Iberia.

Reencontrarse con Pili lleva a Nuria a conocer más datos de su madre y se entera de que falleció durante el parto. También ha regresado al barrio un viejo conocido: Esteban. El médico se topa con Rosalía del brazo de Félix, por lo que prefiere darse la vuelta y no saludarla: “Habrá otra ocasión. Mejor esperar a que esté sola”.

Holstein ha descubierto que Alonso maquilló las cuentas de Novoa. “Pretendía que Haussman se hiciera con la fábrica. ¿Estará su esposa enterada?”, se pregunta.

Entre tanto, Benito comenta a Benigna que cree que a Gonzalo le gustan los hombres. “¡Qué va! Está colado por Henar”, asegura 
la dueña de la pensión. No obstante, Manolita desmiente esta teoría, pues conoce la verdad.

La primera edición del libro de Pelayo se agota y, agradecido con Fuen, organiza una cena romántica en El Asturiano. “Me has devuelto la alegría”, afirma.

Finalmente, Esteban se acerca a ver a Rosalía, provocando una pelea en el matrimonio Novoa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo