Adiós, Gonzalo

El camarero se despide de sus amigos pues se marcha a México a rodar una película. Antena 3. Del lunes 28 de agosto al 1 de septiembre. 16.30 h.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Quinero se da por vencido

Los intentos de Quintero para que Félix no sea implicado en el asesinato de Alonso resultan en vano y debe empezar a preparar su defensa. “Demostraré su inocencia”, afirma.

La preocupación de Rosalía

Rosalía está agobiada porque se acerca la entrega de los Premios Carlos Salgado, organizados por su fundación, y no ha podido leer ni la mitad de los textos. Además, Caldas se reúne con ella para pedirle un favor: recibe anónimos y quiere que la matriarca de los Novoa haga de cebo para cogerlo.

Duelo de hermanos

Como si él no tuviera nada que ver en la compra de la empresa, Jaime media entre su hermana y Benoit. “Es ridículo ser la presidenta ejecutiva de un negocio que ya no es nuestro”, dice Marta enfadada.

Marta tiene remordimientos

En el fondo, lo que la atormenta es que ha fallado a su padre: “Contigo esto no hubiera pasado y seguiríamos al frente de Electrodomésticos Novoa”, dice a Félix.

Argimiro se apunta al yoga

Todos los vecinos están entusiasmados con las clases de Violeta salvo Marcelino, que piensa que existe una relación entre el yoga y el ocultismo. Por ello, solicita la intervención de la Iglesia. “Mi mujer está rara y deja lo que sea por asistir. Es algo del demonio”, insiste a Argimiro. Después de que el cura asista a las clases, se queda encantado.

Cada día más unidas

Nuria se siente muy cómoda hablando con Mónica y le confiesa el dolor que siente: “La inesperada muerte de Salgado me dejó rota”. Su hermana también se sincera: Desde hace años sufre crisis de ansiedad.

Sentimientos ocultos

Beinot se ha quedado prendado de Marta y cree que la única forma de tener una oportunidad con ella es contándole la verdad sobre la adquisición de Hausman Iberia, aunque esperará el momento propicio.

Caldas encuentra a un nuevo sospechoso…

Sin embargo, la confianza de Caldas hacia Rosalía da un giro radical cuando el inspector encuentra una pista entre los papeles de Alonso que implica directamente a la matriarca de los Novoa en su asesinato. “Parece que tenía bastantes motivos para hacerlo desaparecer…”, piensa.

Un plan peligroso

Finalmente, Rosalía se reúne con el inspector Caldas para preparar la caza del autor de los anónimos. Ella está intranquila por si resulta peligroso.

Benigna tiene celos

La bonita relación que se ha creado entre Camilo y Violeta incomoda a Benigna, que trata de evitar que se queden solos. Tanto es así que cuando se va a pasar un fin de semana con Quico chantajea a Marce para que los vigile.

Alba paga la fianza de Rafael

Como prometió, Alba paga la fianza de Rafael, hecho que enfurece a Pitu: “Lo acusaré por hacer contrabando en el club”. Luego, por sorpresa, Quintero confirma a Rafael que han retirado la denuncia contra él: “Dale las gracias a tu novia. Es un cielo y quien más ha luchado por salvarte”.

Benito desconfía de su esposa

Benito se entera del espionaje al que ha sometido Benigna a su hermano y cree que aún siente algo por él. Además, no le parece normal que su mujer haga esas cosas.

Nuria y Mónica se implican con Rosalía

Cuando termina de revisar los textos del concurso, Rosalía enseña a Mónica sus finalistas. “Yo daría el premio al que trata de la depresión”, afirma. Su hermana Nuria sabe por qué.

Bruno añora a su padre

Esa noche, Bruno y Ginés quedan para observar las estrellas y, aunque la experiencia es fascinante, al benjamín de los Novoa le entristece no poder haberla compartido con su padre. 

Jaime pide disculpas

Superado por la presión, Jaime revela a Marta que él está detrás de la venta de la empresa: “Benoit es una simple tapadera. Soy yo el culpable de que la hayamos perdido. Me he equivocado, pero te prometo que recuperaré las riendas”.

Violeta se va con Camilo

Una vez aclarado, Camilo recibe la orden de regresar de inmediato al crucero. Al enterarse, Violeta toma la arriesgada decisión de irse con él a dar la vuelta al mundo.

Rafael, libre y feliz

Por fin, Rafael está en libertad. Lo primero que hace es ir al King's y allí se lleva una sorpresa cuando habla con el camarero.

Un abrazo sincero

En seguida, Gonzalo le cuenta sus planes: se marcha a rodar la película, para la que consiguió financiación, a México. Los amigos se abrazan fuertemente.

Fiona se despide de Gonzalo

En la Plaza de los Frutos, Gonzalo reúne a algunos de las personas más importantes para él en su paso por Madrid y se va despidiendo una a una. Fiona y Pelayo le desean lo mejor.

El adiós más duro

Pero si alguien le va a echar de menos es, sin duda, María. Se unieron mucho cuando fingieron ser novios y así ocultar la homosexualidad de él.

Lágrimas por un amigo

Desde que el vasco llegó a Madrid han vivido mil experiencias y María no puede dejar de llorar al pensar que quizá jamas vuelva a verlo.

Por otra parte, Caldas reúne los anónimos y está a punto localizar la máquina de escribir con la que se han redactado. El plan falla, pero debe centrarse en cerrar el asesinato de Alonso. Para ello, analiza a fondo las dos últimas fotos que tiene de él y hace una lista de los empresarios que visitaron la fábrica el fatídico día.

Lee el resumen completo en la revista Telenovela, cada lunes en tu quiosco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo