En busca de la verdad

A pesar de que Ortega le pide que se olvide de los motivos por los que su padre se suicidió. Antena 3. Del 18 al 22 de septiembre. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Invertir su dinero supone que Marta pueda supervisar los contenidos de la revista. Aunque a Ortega no le hace mucha gracia, tiene que aceptarlo.

Al menos, le agrada su primera decisión: “Seguimos adelante con el artículo de las tabacaleras”.

Por su parte, Diego también se ha integrado rápidamente en la redacción. Sus compañeros desconocen que, aunque se deje la piel en cada artículo, su principal objetivo es saber más sobre la muerte de su padre.

Fuera de la redacción, Susana, Ignacio y Javier quedan para tomar algo y en la cita es evidente el interés de ella por el fotógrafo.

Esa misma tarde, Julián y Matilde se encuentran de casualidad por la calle y se miran. Ninguno ha olvidado su pasado…

Marce se ha quedado prendado de la belleza y elegancia de Charo y la ayuda en la reapertura del King’s . “¿Puedes preparar algo de comida? En el club no hay cocina”, explica el tabernero.

Al no poder localizar a María, Manolita siente una corazonada: “Estoy convencida de que le pasa algo. Siempre llama a la misma hora. Ni un día ha fallado”.

Benoit sorprende a Marta con una romántica petición de matrimonio: “Dame una respuesta pronto”. Marta, que ha aceptado la proposición de matrimonio de Benoit, tiene que posponer un viaje a París que iban a hacer.

Diego también está fascinado con el arrojo de su jefa y, para ganarse su confianza, se ofrece a enseñarle todos los entresijos de la profesión. “Llevo muchos años en esto”, presume. Tanto es así, que pocas cosas se le escapan y descubre que la mujer que está con Osuna en una fotografía es una reconocida artista.

Sale a la luz la noticia sobre el milagro del cuerpo incorrupto de la madre de Acevedo. “¿Quién lo ha filtrado?”, se asombra el escritor, que quiere discreción.

Charo no respeta a nadie y convierte el pub en un café donde sirve deliciosos desayunos, lo que acarrea pérdidas a El Asturiano y Marce se desilusiona.

Al menos, María da señales de vida con una reveladora llamada: “Mi vida en Miami no es tan apasionante como creéis y mi relación con Rubén tampoco va bien”, reconoce a su madre.

Manolita le cuenta que la película en la que sale, La luna y la vampira, se ha estrenado en el Festival de Sitges. “Me hubiera gustado ir con vosotros”, se lamenta la joven.

Vicky se ha ganado a pulso el puesto de fotógrafa y se queda en Madrid. Al saberlo, Benigna le ofrece una habitación “Este es un alojamiento muy familiar. Estarás como en casa”, asegura.

No obstante, la dueña de la pensión tiene otro frente abierto: ha encontrado la carta que Benito escribió a Silvia y está mal. “Esa mujer y mi marido son almas gemelas”, dice llorosa a la mujer de Marce.

Ortega trata de quitarle la idea a Diego de aclarar los motivos que llevaron a su padre a suicidarse. “Llegaré hasta el final, pese a quien le pese”, afirma el periodista con rotundidad.

Entre tanto, Marcelino convence a María de que vuelva a casa con la excusa de dar el pregón de la verbena: “No debes olvidarte de la gente que te apoyó desde el principio: tus vecinos”.

Cuando ya está en la imprenta la revista, Ortega recibe una llamada del censor: “Si publican la fotografía de don Juan Carlos de Borbón cierro el semanario”.

El tema de la madre de Acevedo está en boca de todos y Ernesto quiere la exclusiva. Sin dudarlo, le pide una entrevista. “Prefiero que sea un asunto privado. Aun así, me gustaría que viniera a cenar a mi casa para hablar más tranquilamente”, le propone.

Publicidad - Sigue leyendo debajo