Descubiertos

El romance
de Matilde 
y Julián sale a 
la luz y Ortega se enfrenta 
a su esposa 
de manera muy violenta. Al menos, 
la mujer recibe el apoyo de 
su hijo, Javier. Antena3. Del 26 al 29 de diciembre. 16.15h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La investigación de Durán va dando sus frutos y acorrala a Requena. “Sé que existe un manuscrito de mi padre y quiero que me ayudes a conseguirlo o te hundo”, le asegura y le muestra pruebas de ello.

Mientras, Marta prefiere dejarlo tranquilo hasta que pasen las fiestas. “Es mejor que te centres en la muerte de tu padre”, explica segura.

Con gran asombro, Ortega descubre que quien se esconde tras el pseudónimo de Orlando Arenal es su mujer. “Si miente en esto, ¿en qué más lo hará?”, se pregunta y decide averiguarlo…

Hartos de las apariciones que dice ver, Benito y Manolita se reúnen con Benigna. “El motivo de tu fantasía no es otro que la angustia que te produce no poder pasar con Quico las Navidades”, le hacen ver. Ella reconoce que están en lo cierto: “La tristeza me ha llevado a refugiarme en la religión y en ayudar a otros”.

Los esfuerzos de Marce por salvar a José Ramón no han servido de nada y en el barrio hay detractores y defensores del pavo.

Finalmente, deciden cocinarlo pero el animal resucita en ese instante, causando un gran revuelo en El Asturiano.

En el King’s, María se entera por casualidad de que el local es una tapadera de otro negocio.

Una noticia que hace que la actriz tome la decisión de marcharse sin dar explicaciones a su jefa: “Mañana ya no vengo”.

Aunque fue la que tomó la decisión de pasar las fiestas separados, Marta pregunta a Durán con quién va a cenar. “Solo, pero estoy acostumbrado”, afirma.

Sin embargo, ella no va a permitirlo y prepara una velada romántica.

Como se propuso y con el instinto que lo caracteriza, Ernesto no tarda en descubrir que su esposa y Azevedo son más que amigos…

Una noticia que no sienta nada bien al periodista por lo que intenta buscar una segunda opinión.

No obstante, cuando intenta confirmarlo con Charo, esta lo niega: “No veo nada que me indique que son amantes”.

Llega el 24 de diciembre y, como el año anterior, los Gómez lo pasan con Benito y Benigna. “Tenemos un invitado”, los sorprende la dueña del hostal, sentando a la mesa a un mendigo.

Mientras, en la cena de los Ortega se respira una tensa calma cuando llegan Julián y Susana. Tras el primer plato, el patriarca no aguanta más y acorrala a Matilde y Azevedo.

“¡Pensáis que soy tonto! Estáis juntos desde que llegamos al barrio”, grita, antes de levantarse y marcharse al cuarto. Luego, tras una fuerte discusión, su esposa se marcha a casa de Quintero.

Marcelino se disgusta al conocer que María ha dejado el King’s, pero ella no le revela el motivo.  Solo se sincera con Pelayo, que le aconseja hablar con Charo.

Días después, Requena propone un nuevo y se supone que fructífero negocio a Ortega, pero es una trampa que le han tendido entre él y Diego para conseguir el manuscrito de Osuna.

Muy preocupado por su madre, Javier le comenta a Ignacio lo sucedido: “Mi padre ha descubierto que mi madre le es infiel y tengo miedo de las consecuencias. Necesito localizarla”. Aunque había jurado no desvelarlo, el abogado le confiesa que Matilde está refugiada con sus tíos.

Sin esperar, el fotógrafo va a verla para conocer su versión de la historia: “Hace años que estoy enamorada de Julián. Tendría que haber sido valiente y no continuar con un matrimonio roto”. Su hijo, al principio enojado, acaba comprendiéndola y hasta la anima a apostar por el amor.

Llanos está bloqueada porque tiene que escribir el horóscopo de la revista por primera vez. Al notarla mal, Manolita intenta ayudarla, pero a la secretaria no le convencen sus consejos.

Con valentía, Matilde vuelve a recoger algo de ropa y tiene un violento enfrentamiento con Ernesto. Esto lleva a la mujer a tomar una importante decisión con Julián. “¿Y si huimos y nos vamos de Madrid?”, le plantea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo