Apoyo incondicional

Charo comienza a sospechar que Belén es la hija que le arrebataron al nacer y se enfrenta a Tuñón para que pueda hacer una prueba cinematográfica. Antena3. Del 5 al 9 de marzo. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras el malentendido de carnaval, María sueña con Ignacio
y se siente incómoda. “¿Será que empieza a gustarme”, se pregunta para sus adentros sin querer comentarlo con nadie.

Convencido, Diego sigue adelante con la demanda a Ortega aunque necesita un testigo que avale su teoría o el juez sobreseerá el caso.

A la vez, Marta está preocupada por las consecuencias de este acto en la revista.

Esa tarde, Belén acude desconsolada al King’s. “Mi padre me prohíbe participar en la película y es una gran oportunidad ¿Puedes ayudarme?”, ruega a Charo, que la consuela pues, además, cada día sospecha más que podría estar hablando con su hija y hará lo que sea necesario para descubrirlo.

Cansada de la actitud de Julián, Susana actúa por su cuenta y le prepara una encerrona para que no tenga más remedio que hablar con su hermano, Santiago.

A la estudiante le pesa tanto este asunto familiar que desatiende su relación. Tanto es así, que rompe con Javier. “Ahora mismo prefiero estar sola. Espero que lo entiendas”, explica.

Entre tanto, Ortega recibe una llamada del seguro médico: “Le comunicamos que debe someterse a una evaluación psiquiátrica para conocer realmente su estado de salud”. Ante su negativa, Laura trata de convencerlo.

Quienes vuelven a darse una oportunidad son Diego y Marta y estando en casa reciben la noticia de la muerte de Requena. “Los dos sabemos que esto no ha sido por causas naturales y a quién le incomodaba…”, concluyen.

Finalmente, Charo ha conseguido que Tuñón de Guevara dé su brazo a torcer y permita que Belén vaya a Almería para, al menos, realizar una prueba de cámara. “Gracias. Sin ti no hubiera sido posible”, se despide la cantante. “Cuenta conmigo para lo que necesites. Ahora y siempre”, responde la gerente casi con lágrimas en los ojos.

Marcelino se lleva una gran desilusión pues creía que Luisita había cambiado y, sin esperarlo, lo llaman de comisaría: “Su hija y su acompañante, Emilio Losada, están arrestados”. Por si fuera poco, le confirman que ambos tendrán que ir a juicio.

Nada más enterarse de los planes de Diego, Ortega incluye un agradecimiento a Osuna en el prólogo de la biografía de Franco. “Espero que esto sea suficiente para que retire la denuncia”, dice a Javier, que está preocupado.

Por otra parte, esa semana sale publicado el polémico reportaje sobre el divorcio que enfrentó a Carvajal y Marta. El director, que pasa por esa dura situación personal, no tiene fuerzas para discutir más sobre el asunto.

En el hostal, Vicky recibe una visita inesperada: su hermana quiere hablar con ella sobre la posibilidad de traer a Víctor.

Después de una larga estancia en Estados Unidos donde tuvo una crisis de fe, Samuel, el primo de Matilde, regresa a España y se acerca a hablar con Ernesto.

Javier está volviéndose loco pues Susana cambia de opinión cada poco tiempo. En un principio la joven le dijo que no importaba que se supiera que habían roto, pero ahora quiere mantenerlo en secreto: “Estoy harta de que la gente opine sobre mi vida. Prefiero que seas discreto”.

Cada vez más acorralado por el final de Requena, Ortega miente a Mendoza sobre lo sucedido.

A la vez, se percata de que Durán sospecha de él y manda a Vázquez entrar esa noche en su casa: “Roba todo lo que veas relacionado conmigo. Sin miedo”.

Carvajal pasa el sábado con sus hijas, pero se siente incómodo y hasta rechazado.

Luego, lo comenta con Charo, a la que le agobia tratar el tema de la maternidad y se lanza a besarlo para zanjar la conversación.

Ignacio ha pensado en una estrategia para  que Emilio Losada confiese que Luisita es inocente y reconozca que él tuvo la culpa del lío en que se metieron ambos. Su plan fracasa por culpa de Benigna, pues mete la pata sin querer al ir a visitar a la joven.

Publicidad - Sigue leyendo debajo