Los Ortega, juntos de nuevo

Tras un tiempo alejados, Matilde, Laura, Javier y Ernesto parece que han acercado posiciones y vuelven a ser una familia unida. Antena3. Del 2 al 6 de abril. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las suspicacias de Benigna respecto a la conducta de Luisita provocan una grave crisis en la familia Gómez, que hace todo lo posible para saber qué ha pasado.

Preocupados por el paradero de la joven, vuelven a tener varios roces con la dueña del hostal. Su inquietud es grande pero desconocen que alguien cercano a ellos sabe dónde se encuentra su hija.

Al final, esta situación provoca un fuerte enfrentamiento entre Manolita y su amiga.

Samuel está convencido de que Ortega esconde algo importante y, tras seguirle en uno de sus paseos, descubre un secreto que lo desconcertará aún más.

El psiquiatra decide comentárselo a Diego y, para su sorpresa, encuentra en él un aliado. “Yo te ayudaré a desenmascararlo”, afirma el periodista.

Aprovechando la reedición del libro Franco, toda la verdad, que presenta Tuñón de Guevara, en el semanario hacen un homenaje a su director mientras Samuel intenta averiguar algo más sobre la relación de este con Durán.

Javier y Laura intentan convencer a su madre de que vaya a la rueda de prensa de presentación del libro de su padre y, tras pensárselo mucho, la mujer acude.

Su marido, muy impactado, le dedica unas palabras que acaban tocando su corazón, maltrecho tras el abandono de Azevedo.

Al final es Lalo quien le da una información clave. Cada vez más cerca de la verdad, el psiquiatra lo sigue hasta la pensión donde se entrevista con la patrona.

Mientras, los Ortega parece que están acercándose poco a poco, sobre todo Ernesto y Matilde que, en una situación íntima, acaban besándose.

Al final de la presentación, tienen una noche de pasión. Pero para desgracia de Ortega, Samuel le sigue los pasos.

Por su lado, Susana y Llanos descubren que el amante misterioso de Vicky no es otro que Javier, por lo que su exnovia pone distancia con la fotógrafa y rechaza acudir con ella a cubrir un evento.

La nueva pareja se siente culpable, pero acaban divirtiéndose todos juntos en una noche de fiesta.

Quintero, totalmente en bancarrota, anima a su sobrino a buscarse trabajo en otro bufete ya que no puede pagarle el sueldo, pero el joven no está dispuesto a dejarlo solo en momentos laborales tan delicados.

El abogado, ante la falta de clientes, pide ayuda a Marta para descubrir qué está sucediendo.

Además, Ignacio, que también decide ayudar a María, se cruza inesperadamente con un huésped al que cree reconocer.

El exmilitar provoca una situación parecida con Marta, a quien empieza a chantajear de manera efectiva.

Tuñón de Guevara da un ultimátum a Charo, que se siente acosada. Tanta insistencia provoca gran ansiedad en la mujer, que no está dispuesta acceder a sus deseos, aunque su resistencia dura poco. “Haré lo que me pidas con tal de recuperar a mi hija”, asegura.

Los Ortega, que vuelven a sentirse una familia, se enteran de la relación que mantienen Laura e Ignacio.

Sus nuevos lazos tienen que pasar todavía algunas duras pruebas, como que Ernesto y Matilde sean un matrimonio en todos los sentidos. Él no sabe que Samuel lo ha descubierto.

Tras pensárselo mucho, Diego Durán acaba metiendo en su casa a Raquel para que tenga compañía y lleve bien su incipiente embarazo, lo que será la gota que colme el vaso de la paciencia de Marta.

Por si no fuera poco, la mujer descubre en casa las cartas que Diego escribió a su exnovia y toma una drástica decisión que afectará seriamente a su relación con el periodista. Sin embargo, él no se da por vencido y acude a darle una explicación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo