Tenemos chico nuevo en la oficina

Arturo, el hijo macarra de Carvajal, llega a la redacción con aires de grandeza. Pronto, su padre le pone los pies en la tierra y lo obliga a buscar trabajo  porque él se niega a mantenerlo. Gracias a la ayuda de Llanos, consigue un empleo en el King’s. Antena3. Del 28 de mayo al 1 de junio. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

María no entiende que Charo la haya despedido sin explicaciones. “No logro hablar con ella. Ha desaparecido”, explica angustiada a Ignacio.

Después de salir a la luz sus mentiras, Ortega se oculta en el piso de Vázquez y se obsesiona con recuperar, al menos, el cariño de Laura, su único apoyo.

Entre tanto, Tuñón anuncia que dejará de invertir dinero en el semanario. “La revista jamás le importó y, una vez que ha conseguido lo que le interesaba, le da igual que nos hundamos”, asegura Marta a Carvajal en el despacho.

Mientras tanto, un joven llamado Arturo se presenta en la redacción haciendo bromas a todos y con especial fijación a Llanos. “¿Quién es este macarra? Es insoportable”, se queja la secretaria, hasta que se destapa el misterio: se trata del hijo de Carvajal…

A pesar de su fracaso en el concurso, Sebas no tira la toalla y elabora tapas en El Asturiano, que luego ofrece gratis. “¿Qué haces? Pretendes hundir el negocio”, le recrimina Manolita.

Enfadado, Javier visita a su padre y protagoniza un duro enfrentamiento con él. “¡Déjanos en paz! Ni se te ocurra acercarte a mamá”, lo amenaza.

Matilde, dispuesta a que todo el mundo sepa la verdad de las maldades que hizo su marido, decide ayudar a Charo a recuperar a Belén. “Confía en mí”, dice a la dueña del King’s.

Pronto, Carvajal se de cuenta de que su hijo ha estado meses engañándolo y contándole una realidad que no tenía nada que ver con su día a día. Sin embargo, el director tiene un problema mayor, ya que está en sus manos la supervivencia de la revista.

Él y Marta reúnen a los empleados para informarles de la situación y que dependen solo de su trabajo: “La calidad de los reportajes es ahora nuestro salvavidas. No tiremos la toalla”

Temiéndose su declive total, Ernesto insta a Matilde a que guarde las apariencias. “Me niego. Has colmado mi paciencia”, responde ella.

Tras su fracaso, Ortega inicia su venganza, comenzando por Teresa. “Encárgate de que se mantenga lejos de mi mujer”, ordena a Vázquez, que no tardará en darle un buen susto.

Aun así, tanto Samuel como Durán se lo ponen difícil y se encargan de frenarle los pies. El primero revela a su familia lo que descubrió en la terapia mientras el periodista planea utilizar su último cartucho.

La actitud chulesca de su hijo enerva a Carvajal: “En mi casa no vas a vivir del cuento. Tienes una semana para encontrar trabajo”. Con ayuda de Llanos, consigue que Charo le dé una oportunidad en el King’s.

La presión que ejerce Tuñón lleva a Marta se renunciar a su candidatura en el Círculo de Empresarios. “Estoy en una etapa muy complicada y es mejor que abandone la idea”, recapacita.

Aunque pensaba ocultarlo, finalmente Benito confiesa a Matilde que Azevedo le envió una carta: “Tengo su número de teléfono…”.

Esa noche, la filóloga se anima a contactar con él y ser sincera: “Ernesto me ha manipulado. Jamás tuvo amnesia”.

Belén no ceja en su empeño de conocer su verdadero pasado, pero Charo sigue sin contarle su relación con su padre, pues teme perderla.

Poco después, la gerente del King’s debe hacer frente a otra situación: Diego le pide permiso para amenazar a Ortega con la grabación que también la incrimina.

Ella acepta y cuenta con el apoyo de Carvajal, que le confiesa su amor incondicional.

Por su parte, Benigna cree que Sebas se dedica al contrabando de tabaco, pero acaba dándose cuenta de que es una paranoia suya. “¿Cómo has podido pensar esto de mí?”, dice su amigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo