Los 'Lalitos' hacen la comunión

Los hijos mellizos de Lalo y Cristina celebran su gran día en la plaza con un banquete que hacen en El Asturiano. Antena 3. Del 25 al 29 de junio. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque le duele, la decepción de Teresa con su marido
es tan grande que alquila una habitación en el hostal. “Sospecho que me quedaré bastante tiempo…”, reconoce a Benigna, sorprendida al verla allí pero que prefiere no preguntar.

Por su parte, Vicky también está desilusionada con su novio por estar colaborando con David. “Me molesta haberme enterado por terceras personas, debías habérmelo contado tú”, recrimina a Javier, que enmudece.

Cada día más segura y animada, Marta pone en marcha su nuevo proyecto con la colaboración de Carvajal. “Tenemos ganas y experiencia. Vamos a sacar la mejor revista del mercado”, aseguran y comienzan a buscar a los demás colaboradores que los acompañarán en la aventura.

Matilde está superada. Por una parte, le emociona que Julián haya alargado su estancia en Madrid pero, por otra, Laura se marcha para retomar sus estudios en Londres.

“Quiero hacerle una despedida bonita. ¿Podría ser aquí?”, pide a Marcelino, que ha regresado a El Asturiano después de una fallida experiencia de trabajo en otro local.

También Belén quiere empezar una nueva vida lejos de su pasado y anuncia que se va con intención de triunfar, pero antes estalla contra Ortega.

Por una vez, el malvado hombre se calla, pero más tarde vuelca su odio en Matilde. “Todas mis desgracias son por tu culpa”, se atreve a decir.

Finalmente, Vicky, harta de los reproches de Javier, se enfrenta a él: “Es mejor alejarnos antes de hacernos daño”.

Lo mismo decide Teresa con Quintero, pues se ha enterado de que le oculta desde hace demasiado tiempo que pasaban por una delicada situación económica. Al ver que  su crisis va para largo, Teresa se traslada a casa de Matilde: “Te agradezco muchísimo que me acojas. El hostal resultaba demasiado frío”.

Desmoralizados por el momento por el que pasa España. Siete Días, Llanos y Lalo están pensando dejar su puesto y así se lo comentan a Marta, que les pide que esperen para no levantar sospechas entre sus compañeros.

Por su parte y, tras varios días atascado en su  investigación, Durán cree haber llegado a un callejón sin salida hasta que recibe una visita inesperada: Blanco,
un hombre que conoce muy bien el pasado de Tuñón…

Esa noche se realiza una proyección de Estudio 1 y, sin esperarlo, Guevara descubre algo trascendental sobre el pasado de  Belén y lo usa contra Ortega.

El acercamiento de Llanos ha dado resultado y Arturo le pide una cita: “¿Te apetecería ir al cine y cenar algo luego?”.

A Marcelino se le multiplican las celebraciones pues después de la despedida de Laura, que resultó un éxito, Cristina, la esposa de Lalo, le encarga el convite de la comunión de sus hijos.

Sin embargo, cuando está todo cerrado, el periodista anuncia que tiene que trabajar ese día por mandato expreso de su jefe. “¡No puede ser! Están las invitaciones mandadas y todo encargado”, se desespera su esposa.

Después de pensarlo seriamente, Julián acepta ayudar a Matilde con la novela. “Será una relación profesional”, se autoconvence.

Para no perder su reputación de chico duro “que no quiere un noviazgo formal”, Arturo da plantón a Llanos en su primera cita.

Tuñón sale elegido presidente del Círculo de Empresarios. “Ha tenido que sobornar a alguien”, concluye Marta.

Mientras, Ignacio se siente de menos al ver a María muy cariñosa con Héctor, el director de una serie.

Al fin, Lalo saca valor y se enfrenta a sus superiores para ir a la comunión. “Tenía claro que estaría”, cuenta a los Gómez, que han preparado un suculento banquete para los invitados.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo