“¡Hasta aquí hemos llegado!”

Marta desaparece de la noche a la mañana y Durán está convencido de que Ortega es el responsable. Antena3. Del 16 al 20 de julio. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Félix Novoa ha vuelto al barrio para ver a su hija y conoce
a Diego. Además, se reúne con Quintero y trata de  animarlo: “Tienes que levantar cabeza. Todos pasamos por malas rachas en la vida, pero lamentándose no se solucionan”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque están bastante distanciados por el asunto de Héctor, María no duda en recurrir a Ignacio para que asesore a Charo legalmente: “Por favor, Ortega no parará hasta destruirla”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Comprensivo, el chico accede a estudiar
el caso con su tío. Luego, la actriz da un paso más por su jefa y habla con Belén: “Llámala. Tu rechazo, le hace sufrir”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En un descuido, Marchessi toma una decisión equivocada que lleva a Durán a un nuevo e importante descubrimiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los confusos actos de David hacen que Vicky se cierre más en banda en el asunto de su hijo.“Si no entiendo su comportamiento, ¿cómo voy a dejarle a cargo de Víctor?” explica a Llanos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Benigna es testigo de la buena sintonía que existe entre Julián y Mariola y hace todo lo posible por separarlos en favor de Matilde a la que, además, invita a pasar la tarde en el hostal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Días después, Manolita recibe feliz a Luisita. “Hija, te hemos echado tanto de menos”, dice nada más verla entrar en el bar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Con todos los cabos atados, Marta y Durán revelan a Lalo
una dolorosa verdad sobre la muerte de su madre: “Fue asesinada y Ortega tiene mucho que ver en el asunto”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El ilustrador se hunde, pero Diego le pide que espere para tomar algún tipo represalia: “Estoy a punto de demostrar
lo que hizo. Te ruego que no actúes por tu cuenta o se escapará de la Justicia. Es muy astuto”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quien sigue muy mal y decaído es Ignacio, pues es  incapaz de vivir sin María.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“La quiero y estoy arrepentido de cómo actué por rabia”, comenta a Javier.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, cuando se sincera con ella, esta se muestra reacia a retomar la relación: “Ahora mismo estoy muy decepcionada. Necesito tiempo y meditar a solas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras mantener una larga y emotiva conversación, Félix confiesa a Quintero que realmente está en Madrid por él: “Teresa me contó la situación económica del bufete. No podía abandonarte”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su parte, Tuñón quiere tener vía libre y anima a Ortega a descansar unos días fuera de España. “No es el momento. Tengo asuntos que resolver”, contesta sin revelar que está planeando secuestrar a Marta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Vicky se ablanda y permite a Víctor viajar a Londres con David. “Es su padre. No puedo negarme y ser una egoísta”, piensa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desoyendo los consejos de Diego y, por tanto, poniendo su
plan en peligro, Lalo dimite. “Entiéndeme. Trabajar en frente del asesino de tu madre es demasiado duro”, se disculpa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El intento de Benigna ha sido infructuoso y presencia cómo
Mariola y Azevedo están a punto de besarse. “¡Vaya! Parece que les he acercado más que alejado. ¡Qué torpe soy!”, se lamenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin levantar sospechas, Ortega lleva a cabo su cruel plan y ordena a Vázquez ir a por Marta… Sin dejar pasar ni un minuto, Diego va al despacho del director de España. Siete Días.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“¡Hasta aquí hemos llegado! ¿Dónde la tienes encerrada?”, se encara a Ernesto que, con la sangre fría que lo  caracteriza, ni se inmuta. “No sé de lo que me hablas. ¿Qué ha pasado?”, dice desviando la atención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El desamor lleva a Ignacio a refugiarse en malos hábitos del pasado y se presenta borracho en el bufete. Justo, alarmado, se vuelca en animarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como Matilde siente curiosidad por conocer a Mariola, se
acerca al hostal para cotillear. “¿Crees que le gusta o está jugando con Julián?”, plantea a Benigna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras, Pelayo está preocupado por El Asturiano, ya que la idea de Marcelino de afrancesarlo no está yendo bien: “Se lo advertí y no me hizo caso”. Tanto él como Manolita vuelven a la tortilla española y las croquetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo