"Adiós, mi amor"

Hundido por la muerte de Marta, Diego informa a Félix y Rosalía de la noticia, que acuden al cementerio para despedir a su hija. Antena 3. Del 23 al 27 de julio. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La alegría de Pelayo al ver que Marcelino acepta el regreso de El Asturiano a sus orígenes se ve empañada por un trágico suceso, que asusta a toda la familia: un infarto cerebral lleva al hombre al hospital. Mientras se recupera, Manolita y sus hijos no se separan de su lado.

Hundido por la muerte de Marta y culpándose de ello, a Diego no le queda más remedio que informar a Félix de la noticia.

Sin poder contener las lágrimas, los padres de la joven acuden al cementerio recién llegados de Santander.

Tras el sepelio, Durán se derrumba sobre la tumba de su amada:“Nunca te olvidaré. Siento no haber sido capaz de salvarte”.

Más tarde, tras pasar un mes fuera de España, vuelve a ser señalado por una dolida Rosalía que lo responsabiliza de la tragedia.

Matilde ya no duda de que ha perdido su oportunidad con Azevedo, pese a los esfuerzos que ha hecho Benigna por alejarlo de Mariola.

El comportamiento de la posadera, además de haber sido inefectivo, ha provocado el enfado de Benito: “¿Por qué siempre te entrometes? Deja que la mujer disfrute de su relación con Julián”. Tras desistir en su empeño, cambia su objetivo y empieza a observar de cerca a Luisita y Arturo, sospechando de su especial amistad.

Ortega tiende una trampa a Tuñón para incriminarlo en la muerte de Marta. Ante tal situación, el marqués desvela la verdad a Durán: “Ernesto es el asesino”. La revelación lleva a Diego a buscar la ayuda de Quintero para desenmascarar al director de España. Siete Días.

El viaje que han vivido Mariola y Azevedo los ha unido más que nunca. “Yo soy ahora la novia de tu ex, así que no sigas intentando recuperarlo”, comunica la mujer a Matilde para dejar clara la situación.

Durán recurre a Tuñón de Guevara, convencido de que es el único que puede ayudarlo a aca- bar con Ortega. Sin perder tiempo, el aristócrata le envía las pruebas que necesita para hundir al editor y su semanario: “Vamos a publicar toda esta información en un número especial de ‘Avance Semanal’. Estate atento”.

Pelayo regresa a casa después de haber estado en coma en el hospital, pero algo se le ha metido en la cabeza. “Cree que Franco ha muerto y que estamos en democracia”, comentan los Gómez. Movido por las ansias de información de su padre, Marcelino crea un periódico con noticias falsas. Sin embargo, el dueño de El Asturiano sigue poniendo a su familia en situaciones comprometidas.

Las cosas se tuercen para Llanos. Por culpa de una indisposi- ción, la joven es despedida de la conservera en la que trabaja. Muy enfadada regresa a su casa sin ni siquiera imaginar que ese malestar tiene una explicación: ¡está embarazada!

No muy lejos de allí y completamente ajeno a lo que se le viene encima, Arturo se acerca cada vez más a Luisita. Los dos amigos se sienten tan atraídos que acaban besándose.

Todavía muy afectada, Rosalía se resiste a regresar a Santader y despedirse para siempre de su hija. Mientras, su marido se derrumba con Quintero.


Publicidad - Sigue leyendo debajo