Seducción fatal

Ernesto vuelve a caer en los brazos de Charo, cuyo único objetivo al besarlo es llevarlo a su terreno para desenmascararlo. Antena3. Del 13 al 17 de agosto. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sonsoles, desesperada, intenta ayudar a su marido y está dispuesta a declarar que actuó en defensa propia. “Es  demasiado tarde y no van a creerme”, explica pesimista a  Benigna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras, Julián trata de convencer a Benito para que  presente el libro de Clavet. “Me sentiría incómodo. Prefiero que lo hagas tú solo”, asegura. Al menos, el asunto sirve al filólogo para retomar su contacto con Matilde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quien está pasando un delicado momento es Vicky, ya que teme perder la custodia de su hijo. “Han sido muchos años  alejada de él. ¿Qué puedo hacer?”, pregunta a Ignacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esa tarde, Llanos sufre una caída y Teresa se da cuenta de  u embarazo, pero prefiere callar. Lo peor, es que el  golpe tendrá fatales consecuencias…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Luisita deja dinero a Arturo para que compre un anillo Ernesto opta por cambiar de estrategia y se pone él mismo al frente del plan Vázquez,

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Con lo que no cuenta es con que tendrá que vérselas con  su hijo. “Ya me he enterado de tus intenciones y estoy  cansado. ¡Déjanos vivir!”, asegura Javier.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al menos, Teresa y Quintero se dan cuenta de lo mucho que se quieren y se besan justo en el momento en que llega Ignacio al bufete. “¡Qué alegría veros así!”, exclama su sobrino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Charo también se siente cada día más a gusto con Carvajal y está dispuesta a irse a vivir con él, pero antes tiene que solucionar otro asunto. Para ello, acuerda tanto con su novio como con el resto de afectados de Ortega acabar con él de una vez por todas: “Ha recuperado su fuerza y con ella sus ganas de hacer daño”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque no puede evitar sentirse celosa, Luisita nota que Arturo está enamorado de Llanos y decide alejarse de él. Tanto es así, que hasta le presta dinero para que pague la señal de un anillo de compromiso y la invite a cenar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, un triste hecho cambia el rumbo de los acontecimientos porque la secretaria ha perdido finalmente el hijo que esperaba y está muy afectada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los problemas de Sonsoles hacen a Benigna rememorar su
complicado pasado y se lo comenta a Manolita: “Sufrí abusos hace años, pero te ruego que no cuentes nada a Benito”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Más tarde, la dueña del hostal visita a Quintero para pedirle que acepte el caso de Medina: “Necesita un buen abogado”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El regreso de Ernesto a la dirección de España. Siete Días le ha convertido otra vez en el hombre poderoso que era antes del atraco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Asustado por esta nueva actitud, Javier trata de frenarlo sin éxito y es Charo quien logra llevarlo a su terreno. Convencida de su poder de seducción, esa misma tarde lo cita en el despacho

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Consigue que el malvado empresario vuelva a caer en sus brazos. “Nunca debimos habernos separado”, susurra ella falsamente, con la única intención de desenmascararlo para siempre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los intentos de acercamiento de Vicky con Víctor van por mal camino pues el niño cada vez parece estar más alejado de su madre. “Debo aceptarlo, pero esto es demasiado duro”, confiesa

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo