Boda con sorpresa

Cuando María e Ignacio están a punto de darse el “sí, quiero”, alguien interrumpe la boda. La novia no puede creer que su adorado Gonzalo esté a su lado en este día. Su familia y  amigos le habían preparado este regalo. Antena3. Del 17 al 21 de septiembre. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ortega ha intentado de todo para librarse de la cárcel,
pero ya no encuentra salida. Desesperado, termina suicidándose. Al día siguiente, el barrio amanece  onmocionado por la tragedia, aunque más de un vecino se alegra de este final…

Por otra parte, Luisita se entera de que Agustín es diácono y acude a la parroquia a pedir explicac ones al chico, que se sincera: “Me he dado cuenta de que mi amor por ti supera mi vocación religiosa”.

Justo cuando se dan un casto beso en la boca, entran María, Ignacio y Pía, que se escandaliza al ver la escena.

Llanos y Arturo reflexionan sobre su futuro y acuerdan que es mejor quedarse en Madrid.

“Estoy encantado”, dice Carvajal que, además, se toma unas merecidas vacaciones con Charo y deja al frente del semanario a alguien inesperado.

Por su parte, Vicky y Javier deciden poner rumbo a Estados Unidos finalmente para estar al lado de Víctor, admitido en una prestigiosa escuela de música.

Mientras tanto, Teresa oculta a Quintero que ha recibido una suculenta oferta de trabajo en Boston, pues está convencida que supondría el fin de su matrimonio. Lo que ni intuye es que el abogado, conocedor del hecho, ha aceptado el puesto en nombre de su esposa.

La muerte de Ernesto acaba con la pesadilla de Durán, que puede retomar su día a día. Tras despedirse de sus compañeros, decide marcharse con Raquel y su hijo: “Nos merecemos una oportunidad”. Pero antes de irse quiere dejar solucionado el tema de la herencia del empresario y que sea para quien la merece.

Tras semanas de nervios, llega el gran día de María e Ignacio y la novia no espera lo que va a ocurrir....

Sus padres se han confabulado para que reciba una gran sorpresa y, justo antes del “sí, quiero”...

Gonzalo aparece y lee unas emotivas palabras que hacen llorar a los asistentes.

Tras ellos, se quede en el banquillo de los niños, como un hermano más de la novia, para escuchar el resto de la ceremonia de su amiga.

Cinco años después, la plaza de los Frutos ha cambiado y, sin duda, el suceso más triste ha sido el fallecimiento de Benito, por el que Marce se siente culpable.

En este tiempo nuevas familias se han mudado al barrio, como los De la Vega, cuyo patriarca, Salvador, es un poderoso empresario que utiliza muy malas artes en sus negocios. Su último conflicto es con un trabajador que se
quedó en silla de ruedas por un accidente laboral y a quien él está tratando de sobornar. “Si me denuncia, me arruina”, dice a sus asesores.

Salvador descubre algunas irregularidades en el hostal Desde el primer día, Pelayo y Manolita descnfían de los recién llegados y piensan que hasta han podido provocar una intoxicación en El Asturiano. “Son ellos, pero sin pruebas no podemos hacer nada”, se lamentan.

Mientras, Teresa está totalmente integrada en la vida de Boston y cuenta a Ignacio que ha rehecho su vida. “Me alegro por ella, pero soy incapaz de contárselo a mi tío”,
asegura el abogado a María.

Por más que sus amigos lo animan a salir de casa, Quintero no levanta cabeza y está volcado en el trabajo. Como cada día tiene más, contrata a una ayudante con el don de gentes que a él le falta y aunque la primera impresión es buena, desconoce el oscuro pasado de su colaboradora.

Pronto, Salvador se entera de algunas irregularidades del hostal por las que Benigna tendrá que pagar una cuantiosa multa. “Ha llegado el momento de hacerle una buena oferta”, afirma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo