Entre el amor y el trabajo

Álvaro y Carolina se dejan llevar por el deseo, pero se arrepienten de hacerlo en la redacción. Antena3. Del 22 al 26 de octubre. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por primera vez desde que murió su padre, Gabriel se enfrenta a Ascensión por regañar a su hija y entrometerse
en su vida privada. “Soy mayorcito para saber quién me conviene o no”, dice refiriéndose a Natalia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La viuda se toma muy mal la reprimenda y hace todo lo contrario. Esa tarde, se acerca al hotel a ver a Domingo y lo fuerza para que despida a la camarera “con el pretexto que sea”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Creyendo que están solos, Álvaro y Carolina se besan. Sin
embargo, Miguel es testigo del apasionado momento y, dolido, opta por centrarse en el siguiente número de ¡Hasta luego! y tratar de olvidar a la redactora, de quien estaba enamorándose.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Manolita se entera de que finalmente Luisita actuó en el King’s y se enfada: “Te pedí expresamente que no lo hicieras”. Al menos, su otra hija, María, se reconcilia con Ignacio y vuelve a estar feliz y mucho más tranquila.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su parte, Gabriel continúa con el proyecto de expansión y visita otro local de la plaza para adquirirlo. Esta vez lo hace solo y sin recurrir a extorsiones ni contratos abusivos como acostumbra Carlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, será la matriarca de los De la Vega la que intente camelarse a Benigna para, en un futuro, conseguir
que le venda El Asturiano, que ahora es un bar de moda entre los extranjeros que visitan España.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, Marce está a punto de firmar para quedarse como camarero, pero en el último momento se cancela porque el tabernero no sabe inglés y ahora es un requisito indispensable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Haciendo caso omiso a los consejos de su madre, Luisita cree haber encontrado su vocación en la interpretación, pero solo lo piensa ella… “Tienes que estar segura”, le aconseja su hermana que la ve una pésima actriz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras su beso, Álvaro y Carolina están incómodos y sienten las miradas de sus compañeros. “Hay que separar trabajo y amor”, acuerdan. A su lado, Miguel trata de escucharlos y disimula sus celos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al bufete de abogados llega Silvia, una mujer que quiere alquilar el mismo piso que Quintero y al parecer no va a dar su brazo a torcer tan fácilmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

También en el hotel se presenta Manuel, dejando a Natalia muy perturbada. No obstante, después de hablar con él, consigue que no la delate y hasta que le dé el beneplácito
para su plan de venganza. “Lo hago por ti y mi hermano”,
explica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando se va, la chica entra en la habitación de Carlos y
descubre algo que acrecienta sus sospechas de que el accidente pudo haberse evitado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ingenua, Benigna se ha dejado llevar por Ascensión y cree haber encontrado al fin “una amiga para toda la vida”. El problema es que ella no opina igual y solo la mueve el interés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En el hotel se producen una serie de robos seguidos y Domingo amenaza a los empleados con comunicarlo a la dirección si no sale el culpable. “Acabaréis todos en la calle”, asegura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esa noche se celebra una fiesta en la redacción y los invitados no tienen dudas: Álvaro y Carolina parecen hechos el uno para el otro. “No sabía que tenías novia”,
dice Carlos a su primo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En poco tiempo, Luisita consigue acceder a una audición, pero tanto María como Amelia tratan de evitar que vaya pues creen que se reirán de ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Decidido a ascender, Ignacio intenta ampliar sus contactos pero tiene que limitarse al ámbito nacional, pues sus escasos conocimientos de inglés le impiden ampliar territorio. “Si tenemos un hijo, quiero que lo hable a la perfección”, asegura a María.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo