Rota de dolor

Natalia se derrumba ante Amelia cuando le cuenta que Manuel ha fallecido. Antena3. Del 5 al 9 de noviembre. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En un ataque de moral, Gertru exige a María acabar con
las actuaciones que está ofreciendo el King’s. “Son obscenas. ¡Esto es una vergüenza!”, le recrimina, aunque la actriz no está dispuesta a ceder a sus presiones.

Sin embargo, no será la única persona en contra: también don Fausto se enfrenta a los Gómez por los números de Amelia. “Como esto siga así, me veré obligada a cancelar  los bailes”, reflexiona María.

Finalmente es su madre quien la defiende cuando boicotean uno de los espectáculos. Al día siguiente, Benigna les da la clave para parar los pies a la recatada vecina.

Mientras Gabriel sigue apostando por su relación con Natalia, su hermano entra en una espiral de autodestrucción.

“Jamás superaré el dolor por la pérdida  de Covadonga”, confiesa Carlos a Ascensión y también le anuncia que se plantea dejar la empresa. “No puedes vivir anclado en el pasado. Tienes que eliminar todos los recuerdos y empezar de cero”, le recomienda su madre .

Carolina y Álvaro aceptan que Jon se oculte en la revista hasta que pueda salir del país. “Os lo agradezco mucho”, dice Miguel antes de contarles la verdad sobre el recién llegado y después de que un policía visitara el local.

Más tarde el dibujante se da cuenta de que su hermano podría haber estado robando dinero en la redacción. Cuando le pide explicaciones, Jon se derrumba:“Voy a contarte un terrible secreto que me persigue”.

Al enfrentarse a Jesús, más radicalizado que nunca en su lucha laboral, Gabriel muestra su lado oscuro a Natalia. No es tan bueno como aparenta… Eso le da fuerza  para poner fin al doble juego que lleva y parar sus planes contra la familia De la Vega: “No quiero fingir más. Es el momento
de dejar mi venganza”.

Lo que no imagina es la fatídica noticia que le espera: Manuel ha muerto. Desconsolada, se desahoga con su amiga Amelia, antes de descubrir que el viudo intentó comprar el silencio de su exnovio: “Esto es demasiado fuerte. Ahora sí que debo seguir”.

Benigna no puede disimular su sorpresa al saber quién es Silvia  “¡Pero si esta mujer trabajó conmigo cuando yo era madame”, desvela a Ignacio.

Cuando Quintero se entera no sale de su asombro y, además, sospecha que le oculta más cosas, pese a la confianza que él ha depositado en ella al contarle lo ocurrido con Teresa. “Quizás al no adaptarse al bufete ha decidido volver a su antiguo oficio”, le dice el abogado a Manolita temiendo lo peor.

Cerca de allí, Álvaro organiza una velada romántica para Carolina, que acaba siendo un desastre. “Tranquilo, agradezco el detalle igualmente”, le consuela la chica.

Mientras tanto, los otros De la Vega siguen enfrentados y Mónica intenta mediar entre ellos, pero las cosas solo empeoran.

Es Ascensión quien por fin logra que los dos hermanos se reconcilien al anunciarles la llegada de un importante empresario, el padre de Carolina, a quien hay que atender muy bien.

La batalla de Jesús por los derechos de los trabajadores acaba con su puesto de trabajo y el botones no duda en dejar una carta de despedida a Domingo. Tras leerla, el gerente estalla contra Ascensión: “¡No podemos hacer esto! ¡Hay que readmitirlo inmediatamente!”. Pero la mujer le dice que no accede a chantajes.

Tanto Pelayo como su hijo tienen problemas. El primero piensa que Benigna miente sobre el bar y eso le intranquiliza

Mientras Marcelino entra en pánico al enterarse de lo que está pensando hacer su hija. “¡Pretende aparecer desnuda en una película!”, comenta en voz alta y luego afirma que está dispuesto a todo para evitar esa “vergüenza familiar”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo