Un beso prohibido

Aprovechando que están solas, Amelia se lanza a los labios de Luisita, que se queda turbada. Antena3. Del 17 al 21 de diciembre. 17.30h

Amar es para siempre
Javier de Agustin Aldeguer
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Desde que Benigna le dijo que creía que Jesús era su hijo, Romi está desconcentrada en el trabajo, pero de momento prefiere mantenerlo oculto hasta hablar con el botones y poder explicarse.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Entre tanto, Manolita continúa en el calabozo y su familia contacta con Quintero para sacarla cuanto antes y libre de cargos. El abogado asegura que la manera más rápida sería que Luisita se retracte de los hechos.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Mientras, en el hotel se recibe un paquete para los De la Vega de parte de una familia de viejos conocidos: los Ordóñez. “¿Qué significa esto? ¿Es una broma?”, pregunta Ascensión.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Los líos en ¡Hasta luego! y su ruptura con Carolina sumerge a Álvaro en una depresión y renuncia a dirigir la revista. “Entiende que me resulta muy incómodo estar a su lado”, explica a Nieves. La secretaria hará todo lo posible porque se quede y se reconcilien: “Es evidente que os queréis y que si os habéis alejado es por motivos ajenos a vosotros”.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Natalia nota cada día más distanciado a Gabriel y se acerca a Carlos, pues no está dispuesta a que su plan se vaya al traste. Además, aprovecha y pide ayuda para Manolita. “Seguro que tienes importantes contactos”, comenta. Para impresionarla, llama delante de ella al fiscal Peñaranda.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Finalmente, Romi se arma de valor y revela a Jesús la verdad sobre su origen: “Soy tu madre”. El botones, impactado, no reacciona y ella le ruega que la perdone y empiecen de cero.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Como no han recibido respuesta, los Ordóñez se presentan en el barrio y tratan de hacer las paces con Gabriel y Carlos, que no parecen dispuestos. “Es tarde, vamos a llegar hasta el final con este asunto”, aseguran.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Al fin, Pelayo y Marcelino hacen reflexionar a Luisita y la convencen de que firme el documento para exculpar a su madre: “A ti no va a ocurrirte nada y Manolita saldría mañana”. Sin embargo, misteriosamente, Peñaranda retira los cargos contra ella.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Hasta el bufete llevan un enorme ramo de flores para Silvia, que está tan emocionada que ni se le pasa por la cabeza lo que pueda sentir Quintero.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Por su parte, Gabriel comunica a su madre que ha roto con Natalia y que, además, está decidido a que Manolita recupere su puesto de gobernanta en el hotel. “Lo ocurrido tiene que ver con su vida personal, no debe pagarlo con esto”, justifica.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Sintiéndose culpable, Carolina da con la clave para que Álvaro vuelva a dirigir la revista y lance un nuevo número.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Animado por María, Ignacio ha aceptado la oferta de empleo y recoge sus cosas con pena.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

“Te echaré de menos”, dice a Justo, que se hace el fuerte.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Por extraño que parezca, Carlos cambia de opinión y firma una tregua con los Ordóñez. “Acabas de traicionar la memoria de tu padre”, le echan en cara.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Amelia llega al King’s y pide a Luisita hablar a solas en su despacho mientras que la pequeña de los Gómez está visiblemente nerviosa ante su presencia.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Una vez allí, se acerca lentamente a ella y se besan por primera vez. “Las dos sabíamos que esto iba a ocurrir”, dice la bailarina.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

No obstante, Luisita se siente culpable y niega que tenga ningún sentimiento hacia su amiga. “Esto ha sido un error”, afirma.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

Esa noche, Silvia acepta quedar con Peñaranda por el caso de Manolita y se entera de que fue puesta en libertad gracias a la mediación de Carlos y que, por tanto, la ha engañado. Aun así, el encuentro termina en un evidente coqueteo por parte de los dos.

Javier de Agustín y Manuel Fiestas

También Natalia deja entrar a Carlos en su habitación para aclarar varios temas y, en un momento dado, se besan y pasan la noche juntos. Pronto, Ascensión descubrirá el encuentro…

Publicidad - Sigue leyendo debajo