Ömer da el paso

A su salida de prisión, el policía recibe a Elif con una romántica velada y le pide matrimonio. Ella acepta emocionada y sus familias acercan posiciones. Nova. Del 27 al 31 de agosto. 21:30h

Después de conseguir que el fiscal no acepte más los sobornos de Tayar, Ömer planea una velada para recibir a Elif. Por eso, todas las mujeres de la familia Demir se presentan muy temprano en la mansión de Asli y Nilüfer para preparar los platos. “Son buenas personas. Debes hacer un esfuerzo, todo sea por la felicidad de Elif ”, suplica esta última a su hermana mayor. Para complicar aún mas las cosas, la tía Nedret llega por sorpresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pasadas unas horas, la diseñadora abraza muy emocionada a sus hermanas y besa a Ömer. En un momento dado, él le dedica una canción y se arrodilla anillo en mano: “Quiero perderme en tus ojos para siempre y que tengamos muchos hijos. ¿Te casarías conmigo?”. Ella acepta.

Por casualidad, Metin encuentra unos informes de Tayar y descubre que está enfermo. Ajeno a esto, el pérfido empresario da instrucciones a su médico de confianza para que inicie los preparativos para su trasplante.

Dispuesta a impedir la felicidad de Ömer y Elif, Fatma se presenta en su fiesta y entre sollozos recuerda la mala suerte que corrió su hija Sibel. “¿Por qué no le hiciste algo así? Nunca te importó”, recrimina al policía. Aun así, este se niega a echarla de casa cuando Hüseyin se lo pide. “Siento que debo cuidarla”, dice.

De regreso a la mansión, Nedret ve que Mert está viviendo con sus sobrinas y pone el grito en el cielo: “¿Qué dirá la gente? No puede estar más tiempo aquí, yo le pagaré un hotel”. No contenta con esto, cuestiona a Nilüfer sobre la procedencia de la gran suma de dinero. “Elif no puede enterarse que Fatih me lo entregó. Se enfadará mucho”, explica ella.

Samy visita la comisaría para despedirse y tras pedir perdón a Pelin por sus acusaciones de traidora, le comunica una gran noticia a Ömer: “Están muy sorprendidos con tu trabajo y te nombraron capitán inspector”. Ambos se funden en un emotivo abrazo mientras que Hüseyin y Ali se miran con preocupación.

Esa noche, Metin y su madre acuden a cenar a la casa de Tayar y ahí conocen a Pinar. A mitad de la velada, el joven se cuela en el despacho y justo cuando lee los documentos que confirman que su padre sufre insuficiencia renal y necesita con urgencia un trasplante, alguien lo aborda por detrás y le inyecta un líquido que le hace desmayarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Arda se muestra más feliz que nunca y va a recoger a Pelin con un ramo de flores. Desconoce que Sikdem los espía y llena de rabia, llora sin parar. “Si quieres recuperar a tu marido, ve y dile que estás embarazada”, le aconseja con maldad su madre. Una vez que está todo preparado, da inicio la operación para quitarle un riñón a Metin y así salvar la vida de Tayar.

Lejos de allí, las familias de Ömer y Elif se reúnen para tratar los detalles de su compromiso. Como es tradición en Malatya, Melike le entrega unas valiosas joyas de oro a la novia y esta se siente muy incómoda. “No puedo aceptarlas. Seguro que fuiste tú quien le dijo que debían hacerlo”, recrimina a su tía Nedret.

No es el única contrariedad ya que Asli discute con el hijo de Hüseyin pues no para de correr por toda la mansión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo