Ilkin Tüfekçi, de ‘Amor de contrabando’: “Las emociones no tienen fronteras”

Aunque terminó de grabar la novela hace tres años, esta actriz turca a quien le apasiona viajar sigue disfrutando de su éxito internacional mientras se centra en el teatro, donde debutó hace una década

Felicidad y éxito, un trabajo maravilloso”. Con estas palabras responde Ilkin cuando le preguntamos por Amor de contrabando, que llegó a su vida tras Karadayi, otro título importante en Turquía, su país, junto a Kenan İmirzalioğlu, el galán de Ezel. Hoy, con 31 años, sueña con debutar en el cine.

¿Por qué aceptaste trabajar en esta producción?

En primer lugar, por el guion, que es excelente. También el reparto, el equipo técnico… Todos creímos en el proyecto desde el principio. Y Ay Yapim es la productora con la que siempre quiero trabajar.

¿Qué te atrajo de Pelin, tu personaje en la ficción?

Que aportaba equilibrio y calma entre Ömer [Engin Akyurek] y Arda [Ahmet Tansu Tasanlar], sus compañeros de la comisaría.

¿Cuánto le debes?

Mucho, aún hoy la gente por la calle se dirige a mí como Pelin, es un personaje muy querido. Lo percibo también en los mensajes que me llegan desde todas las partes del mundo. Eso me motiva y me reta a hacer mejor mi trabajo. Por cierto, me escriben muchos seguidores españoles, los adoro y trato de responderles en vuestro idioma.

¿Qué lugar ocupan en tu vida?

Uno muy importante. Gracias a los fans considero que mi familia es enorme porque solo tengo a mis padres y a mi abuela.

¿Por qué crees que esta telenovela ha calado no solo en tu país, Turquía, sino también en Latinoamérica y en España?

Porque las emociones no tienen fronteras ni naciones, y el amor lo resuelve todo.

¿Pelin y tu os parecéis?

No mucho, ella es estricta y masculina. Se vuelve más femenina cuando se enamora de Arda, entonces empezamos a asemejarnos. También compartimos el valor de la amistad, tengo muchos viejos amigos y prefiero estar con ellos que con los nuevos.

¿Los tienes en el trabajo?

Sí, Tuba es mi mejor amiga, desde el primer día de rodaje nos sentimos profundamente conectadas. Las dos nacimos el 5 de julio, no sé si está relacionado.

¿Ilkin podría enamorarse de Arda?

Nunca me he sentido atraída por un hombre casado y no deseo que me ocurra. Considero el amor un sentimiento muy especial que respeto, al igual que el matrimonio.

¿En quién te fijarías?

Me gustan los tipos duros (risas), que saben lo que quieren o que hacen lo posible por averiguarlo. Los que son héroes de su propia historia y pueden serlo de la mía.

¿Cómo te describirías?

Sobre todo, soy buena persona, o al menos todos mis esfuerzos van encaminados a lograrlo. Soy fácil de llevar, aunque tengo carácter. Y reconozco dos pasiones: la familia y el trabajo.

¿Y aficiones?

El cine, el teatro, leer, patinar, pintar, que me relaja, y viajar.

¿Vivirías fuera de Turquía?

No me lo he planteado, pero si lo hiciera sería por un periodo corto. Estoy enamorada de mi país y sé que lo echaría de menos.

¿Te atrae España?

Me encanta el cine y me apasiona el idioma. Creo que las producciones españolas tienen un punto de vista único y hay muchos directores interesantes, como Almodóvar, Amenábar o Emilio Martínez Lázaro.

¿Y qué opinas de las actrices? Te pareces a Penélope Cruz…

Me lo han dicho muchas veces y me hace gracia porque la admiro, es una artista sorprendente.

¿El físico ayuda en tu profesión?

Es importante pero no lo único, el talento, el aura y la energía sí te hacen bella.

¿Te cuidas?

Sí, pero no soy de esas personas que se obsesionan. Hago pilates porque me sienta bien.

¿Te retocarías algo?

No, estoy contenta con mi cuerpo y prefiero el aspecto natural.

¿Tienes alguna asignatura pendiente como actriz?

No he dejado de trabajar desde que empecé hace diez años, pero el cine se me resiste. Ahora estoy descansando de la tele para centrarme en el teatro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo