En busca de la verdad, ‘Kara Sevda’

Nihan y Kemal se unen para descubrir si Ozan fue asesinado. Divinity. Del 4 al 8 de marzo. 18.15h

Kara Sevda
Ay Yapim

A pesar de los constantes ataques entre ambos, Nihan y su exnovio no pueden estar separados el uno del otro, y, menos aún, si su objetivo es averiguar la verdad sobre la muerte de Ozan. Por ello, se embarcan en una nueva aventura: descubrir qué fue lo que ocurrió aquel día en el hospital, cuando el hombre, supuestamente, se quitó la vida. A la mañana siguiente, Soydere se hace con unas fotos de la escena del suicidio y se las enseña a un expolicía. El anciano le confirma lo que ya sospechaba: “Este chico no se ahorcó. La silla en la que se subió, según muestran las imágenes, es demasiado pequeña.

Alguien estuvo en esta habitación y terminó con él”. El empresario queda desolado con la noticia y duda en cómo decírselo a su amada, que se desespera al saber que asesinaron a su mellizo. “Esto no va a quedar así, te lo prometo. Le juré que protegería su memoria y eso voy a hacer hasta mi último día”, asegura llorosa.

Tampoco mejora la situación para Emir. El último problema al que debe hacer frente está relacionado con su madre. La prensa ha descubierto que sigue viva y una gran multitud se persona en su casa para saber qué pasó realmente. Kozcuoglu se refugia en el interior de su mansión sin sospechar que el causante de su desgracia es Kemal. “Maldita sea mi suerte, pero me repondré”, piensa.

Fehime evita que Soydere sepa que Deniz es su hija

En otra parte de la ciudad, Fehime se entera de que Deniz es su nieta. Acto seguido, va a casa de Sezin y le pide que no le cuente a su hijo nada sobre su paternidad. “Va a rehacer su vida con Asu. Se merece ser feliz y creo que saber que tiene un bebé lo único que haría sería avivar en él un ansia de venganza que lo destrozará. Es mejor dejar las cocas como están. Alejémonos del pasado”, le pide a la joven, que accede a su petición tras escucharla.

Mientras la relación entre Leyla y Ayhan se afianza con el paso de los días, Alacahan se enfrenta a su hermano. La muchacha entra en el despacho y le reprocha haber hecho daño a los padres de su prometido, quemando su negocio. “Esas personas son ahora mi familia, que te quede muy claro. Los defenderé con uñas y dientes, así que por tu bien te pido que te alejes de ellos de una vez y no vuelvas a molestarlos”, amenaza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo