“No me dejes sola”

Después de sustraer los documentos con los que Emir es chantajeado, Kemal sufre una agresión por parte de unos matones. Cuando está a punto de morir, Nihan llega y le salva la vida. Del 19 al 23 de noviembre. 16h

Nihan comienza a sospechar que su esposo es el culpable del accidente automovilístico que Önder sufrió días atrás y así se lo hace saber a su padre. Este, preocupado por su seguridad, le exige que no siga con sus pesquisas: “Hija mía, ese hombre puede ser muy peligroso y también despiadado. Por favor, mantente alejada y deja que yo me encargue de todo. Nunca debí aceptar tu matrimonio”. Aunque la joven accede en un primer momento, se promete a sí misma continuar con su lucha para terminar con su vida conyugal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lejos de allí, Leyla pide a Vildan que acuda a una cafetería para conversar acerca de su pasado. En el local, la mujer le suplica que no cuente la verdad sobre su juventud. Sin embargo, ella le hace una revelación: “Mi error fue no comentarlo todo antes, pero estoy a tiempo de cambiar las cosas. Ahora cosecharás lo que has sembrado durante estos años”.

Por su parte, Zeynep sigue jugando con Ozan. El joven, enamorado de ella, no deja de llamarla, lo que colma la paciencia de la chica, que le prohíbe que la busque. Acto seguido, se dirige al lugar donde suele encontrarse con Salih y le comunica que desea acabar con su compromiso matrimonial con él. “No puedo creer que me hagas esto. Tanto tiempo como pareja y de repente me destrozas el corazón. Escúchame bien, espero no verte más. Nunca vuelvas a pedirme ayuda, ni siquiera me mires, porque yo ya no estaré”, dice dolido. Poco después, la muchacha va a ver a Emir, que ha conseguido su propósito de seducirla. “Ahora soy una mujer libre para ti. Por fin podemos estar juntos. Gracias por abrirme los ojos y hacerme descubrir la pasión”, confiesa.

Esa misma noche, Kemal organizar una fiesta a la que asiste acompañado de Asu. Al verlos, Nihan no duda en mostrar su enfado a la que considera su rival. El empresario usa la velada para robar los archivos con los que su enemigo está siendo chantajeado. Pero antes de poder entregarlos a la policía, su amada le implora que se los dé: “Esos documentos pueden hundir a mi hermano y no debo consentir que salgan a la luz, porque le estaría fallando, lo siento”. Cuando se dispone a cedérselos, es atacado por unos matones que lo apuñalan. Por suerte, Nihan consigue salvarle la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Kozcuoglu sigue adelante con su plan para destruir la vida de su contrincante y da un paso más al contactar con Tarik. El ejecutivo le propone que comience a trabajar con él y, conociendo la ambición de este, le promete poder y dinero. “Dormirás en un colchón de oro y joyas. Las personas como tú han nacido para triunfar y sé que cerca de mí lo lograrás sin problemas”, asegura. El hombre accede al instante sin saber que pronto podría convertirse en una marioneta en manos del pérfido empresario. Su primera misión será ir a casa de Banu y averiguar cómo se encuentra. Nada más verla, Soydere siente algo muy especial por ella.

Ajeno a lo que está ocurriendo, Hakki piensa en pasar unos días en la ciudad junto a su sobrina. La joven aprovecha la oportunidad y decide hablarle sobre sus sentimientos por Kemal: “Creo que estoy enamorándome y tengo miedo, porque sé que él no está interesado en mí de la misma manera. Necesito tu ayuda para conseguir que esté a mi lado”. Alacahan acepta la petición y promete a Asu que hará todo lo que sea posible para que pueda llevar a cabo sus objetivos. “Siempre has sido mi pequeña, por ti daría mi vida entera y lo seguiré haciendo. Cuentas conmigo”, afirma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Amor eterno