El macabro secreto de Galip

Tras descubrir una carta de su mujer y pensar que estaba engañándolo con otro hombre, Kozcuoglu la lanzó al vacío desde una de las azoteas de su casa mientras su hijo estaba fuera. Divinity. 31 de diciembre al 4 de enero. 16.00h

Kara Sevda Galip
Ay Yapim

Kemal por fin descubre cuál es el punto débil de su mayor enemigo: la muerte de su madre. Por eso, el empresario decide investigar qué fue lo que ocurrió hace años y así llega a conocer un gran secreto. La progenitora de Emir no se intentó quitar la vida, tal y como Galip le contó a su vástago, sino que este trató de matarla al enterarse de que tenía un amante.

Todos sus hallazgos se los comunica a Kozcuoglu, que se niega a creer que sea verdad: “Lo único que quieres es hacerme daño. No lo conseguirás nunca. Seré yo quien termine contigo para siempre. Esto dalo por hecho. A partir de ahora no tendré piedad”. Sin embargo, tras enfrentarlo, le confiesa la verdad de esa noche. “Me sentí herido, creí que ella nos había traicionado a ti y a mí. Sé que estuvo mal, pero me volví loco. Te mentí para protegerte, preferí que vivieras en un engaño. Lo siento”, dice intentando disculparse.

Este no será el único secreto al que tendrá que hacer frente el pérfido hombre, ya que también descubrirá que tiene un hermano desaparecido que fue dado en adopción por su padre al considerar que no era su hijo, sino del presunto enamorado de su esposa. “Dios mío, nunca pensé que una persona que me dio la vida y tan importante para mí, llegara tan lejos. ¡Me has destruido por completo y lo peor es que no te importa, porque lo que hiciste fue pensar en ti!”, grita furioso.

Por su parte, Soydere pone a Nihan al tanto de todo lo que ha ocurrido y le pide que deje a su marido solo por un tiempo. “Está muy alterado y dolido. Quizá pueda tomar represalias contra ti y no quiero correr ese riesgo. Quédate lejos”, le aconseja preocupado. La mujer finalmente hace caso a las palabras de su amado y se marcha con su coche.

Ajena a todo lo ocurrido, Vildan decide enfrentarse a su esposo tras descubrir que sigue enamorado de su hermana. “Tú le dijiste que la seguías queriendo, que te arrepentías de los errores que cometiste en el pasado. ¿Cómo puedes hacerme algo así? Yo siempre he estado a tu lado, apoyándote y luchando contigo”, dice colérica.

Por su parte, Sezin intenta excusarse sin éxito: “Por favor, sabes que también te quiero, pero nunca pude borrar el recuerdo que Leyla dejó en mí. Aunque eso no significa que no esté orgulloso de la familia que hemos formado juntos”. Sus palabras no surten efecto y la mujer le pide que se vaya del cuarto y la deje sola.

Tarik reflexiona en prisión sobre su oscuro pasado

Al día siguiente, el señor Hakki regresa a su casa después de pasar una temporada en el hospital. Asu se entristece al pensar que el tiempo de su tío se agota. Alacahan aprovecha el momento de la visita de Kemal y se sincera con su empleado: “Yo ya he visto mucho mundo, no me hace falta más. Sin embargo, hay algo que me preocupa. No quiero que mi sobrina se sienta sola tras mi marcha, yo soy su única familia”. El joven piensa en sus palabras y le promete que siempre cuidará de ella: “Vosotros me ayudasteis cuando nadie más lo hizo y el resto de las personas me dieron la espalda muchas veces. Lo que ahora soy os lo debo y jamás os dejaría”.

Lejos de allí, Tarik sigue pagando en la cárcel el crimen que cometió al asesinar a Karen por órdenes de su jefe. El tiempo en prisión ha servido para que el barbero piense en todo lo que su hermano ha hecho por él y comience a valorarlo. “He defraudado tanto a mi familia que no sé si merezco su perdón. Ni siquiera pude cuidar de Zeynep, dejé que se casara con Ozan y ahora me doy cuenta de que me equivoqué. Dios mío, ayúdame”, dice para sí mismo en la soledad de su celda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Amor eterno