Asu: “Mamá, te vengaré”, en ‘Kara Sevda’

Asu resulta ser la hermana de Emir y jura ante su madre destruirlo a él y a su padre por todo el sufrimiento que les han causado a ambas. Divinity. Del 14 al 18 de enero. 16.00h

Kara Sevda
Ay Yapim

Nihan sigue decidida a terminar con el infierno en el que se ha convertido su vida después de su enlace con Emir. Por eso, animada por Kemal, inicia los trámites de divorcio. “Creo que es el momento idóneo para tomar las riendas de mi destino. No quiero continuar sufriendo por su presencia cerca de mí. Jamás volveré a sentirme atada. Nadie nunca volverá a doblegarme”, comenta ella. El joven recibe la noticia con ilusión, esperanzado de que quizá exista un futuro para los dos donde puedan ser felices y olvidar el dolor y los problemas de pasado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Acto seguido, la pareja se dirige hacia una dirección que les ha dado Tufan junto con un mensaje: “Yo no soy el hermano de Emir, pero si queréis encontrarlo, debéis ir al lugar que os indicaré”. Al llegar, el sitio se encuentra vacío. Sin embargo, hallan una carta del supuesto familiar del malvado empresario: “No deseo que me busquéis más. Ahora mismo estoy bien, fuera de toda la maldad de mis parientes. Dejadme en paz y, por favor, tomad en cuenta lo que os escribo en estas líneas”.

Mientras, Asu entra sigilosamente en la habitación de Müjgan: “Madre, no sabéis cuánto he sufrido para estar a vuestro lado y tener la oportunidad de acariciaros el rostro. Os he echado tanto de menos…”. La joven, que resulta ser la verdadera hermana de Kozcuoglu, jura ante la mujer que hará todo lo que esté en su mano para culminar su venganza. “Desde pequeña, mi tío me habló de ti y de padre. Sé que él nos separó, que te llevó a esta situación en la que estás ahora, postrada en tu cama sin poder moverte. Espero que me escuches, porque te prometo que pagará el daño que nos ha causado”, revela ella.

Zeynep intenta averiguar que secreto oculta Ozan

Minutos después, Alacahan corre al encuentro de Taner, que también forma parte del plan para destruir a su jefe. Sin embargo, este le advierte algo: “Tu obsesión por Soydere puede traernos muchos problemas. Debes olvidarte de él o dejarás de tener claros tus objetivos. No hemos llegado hasta aquí para fracasar ahora”. Las palabras surten efecto en la muchacha y promete que nada le hará desistir de sus planes: “Entiendo que estés enfadado. Espero que te tranquilices porque no pienso rendirme por mucho que lo ame. Además, pase el tiempo que pase y por más alejados que estemos, algún día nos casaremos. De eso no tengo ninguna duda”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por otro lado, Emir no está dispuesto a perder a su esposa e inicia un nuevo plan. El pérfido hombre consigue un vídeo de la noche del crimen y se lo muestra a Nihan. En él se observa al mellizo a cometiendo el asesinato. “El arma estaba cargada. Es cierto que el cuerpo de Linda tenía bolsas de sangre, pero él no dio a ninguna, aunque sí a su corazón. Murió en el acto. Ahora que lo conoces o vuelves conmigo o iré a comisaría con estas imágenes y ya sabes lo que pasará”, asegura el ejecutivo.

Tras esta revelación, Sezin no tiene más remedio que volver a su mansión para alegría de Vildan, que confía en que su regreso pueda salvar el nombre de la familia delante de sus amistades: “Ya era hora de que algo nos saliera bien. Por fin vamos a poder mirar a la gente a la cara. Seremos respetados de nuevo y diremos adiós a todos los escándalos”. No opina lo mismo Önder, que sufre pensando que su hija nunca conseguirá ser feliz por culpa de su cobardía.

Ajeno a todo, Ozan disfruta de su matrimonio con Zeynep, de quien está cada día más enamorado. Justamente sus sentimientos impiden que se de cuenta de las verdaderas intenciones de esta: descubrir que secretos ocultan él y sus suegros. “Sé que no me tienen la suficiente confianza para hablarme claro sobre lo que está ocurriendo. Que mi querida cuñadita esté viviendo otra vez bajo este techo significa que algo no va bien y voy a averiguar que es, aunque sea lo último que haga”, piensa en su estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Amor eterno