Un corazón roto, ‘Avenida Brasil’

Nina confiesa a Jorgito que es Rita, pero renuncia a su amor para culminar su venganza. Nova. Del 28 de enero al 1 de febrero. 15.00h

Avenida Brasil
Ay Yapim

De madrugada, Jorgito se levanta sonámbulo y sale de la casa sin que nadie se percate de ello salvo Nina, que impide que sea atropellado por un camión. Al oír ruidos y encontrar todas las puertas abiertas, Janaína también se despierta y avisa a Tifón. “¡Han entrado ladrones!”, grita. Pronto se dan cuenta de que faltan los dos jóvenes y Carmina teme lo peor. Sin embargo, cuando aparecen y explican lo sucedido se ve obligada a pedir perdón a su empleada.

Pero los sobresaltos no terminan aquí ya que, a la mañana siguiente, Nilo se cuela en la mansión y se baña en la piscina. El anciano es consciente de que la información de que Nina es Rita es muy valiosa y piensa utilizarla a su favor “¡Qué hace aquí!”, exclama una de las criadas al verlo. Cuando la familia Araújo exige explicaciones, él jura que conoce a Carmina: “Soy como su padre”.

Carmina da dinero a Nilo a cambio de información

A última hora, Carlitos recuerda que es su aniversario de bodas con Noemia y le compra un hermoso ramo de flores. La felicidad de la mujer contrasta con el enfado de su hijo Tomás. “Para mí nunca tuviste tanto tiempo. ¿Acaso no recuerdas a todos los cumpleaños que faltaste?”, reprocha a su padre.

Leleco descubre a Muricy muy cariñosa con Adauto y, sin más explicaciones, le pide el divorcio. “Estás precipitándote. Deberías escucharme antes de tomar una decisión tan importante”, asegura ella sin saber que su esposo se ha enamorado de Tesalia.

Por casualidad, Jorgito ve en el cuarto de Nina la muñeca que tenía Rita en el vertedero y comprende que es su amor de la infancia. “¿Por qué no me dijiste que eras Rita? ¿Por qué viniste de Argentina para trabajar en mi casa?”, la enfrenta. En un principio, la cocinera lo niega pero termina derrumbándose: “No sabía qué hacer… Te vi tan feliz con Débora. Necesito el trabajo. No me delates”. Sin poder contenerse, el futbolista la besa y a pesar de que ella le corresponde, no tarda en arrepentirse y sale corriendo. No obstante, él la sigue y en el vertedero por fin ambos dan rienda suelta a la pasión después de tantos años. “Yo ya no soy Rita ni tú Patata. Esto es una locura. Por favor, olvida lo que ha pasado esta noche y vuelve al lado de Débora”, suplica la chica.

Roto de dolor, Jorgito se emborracha y deambula por las calles. Su familia se angustia al no saber nada de él y Nilo aprovecha para acercarse de nuevo a Carmina y chantajearla: “Tú insolente hijastra no está muerta. Si compartes tu fortuna conmigo, te lo demostraré”. Ninguno de los dos se percata de que su enemiga los está oyendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Avenida Brasil