Infidelidad al descubierto, ‘Avenida Brasil’

Advertida por Noemia, Verónica sigue a Carlitos y lo sorprende en compañía de Alexia. Nova. Del 4 al 8 de febrero. 15.00h

Avenida Brasil
Rede Globo

Nilo le da a Carmina la dirección de Rita a cambio de más dinero. Sin pensarlo, la malvada mujer va al apartamento pues teme que su hijastra busque venganza. “Me siento muy feliz de verte. Vengo a entregarte parte de la herencia de tu padre”, dice con voz dulce a Betania, que está haciéndose pasar por Rita. “¡Ladrona! Olvídame y yo lo haré contigo”, grita, mientras Nina reprime las ganas de salir.

Suelen prepara sus maletas para irse de casa de Diógenes, pero antes le agradece haber soportado todas sus travesuras. También tiene buenas palabras para Ronny y Leandro. “Eres un gran hombre. No te merezco”, asegura a este último.

Verónica, por su parte, organiza un almuerzo con sus amigas, Alexia y Noemia, pero como ninguna de las dos se lleva bien, el ambiente pronto se vuelve tenso. “Esa mujer se estaba acostando con mi Dudú. Ten cuidado porque en cualquier momento te roba el marido”, advierte esta última a la madre de Débora.

Esa misma noche, decide seguir a Carlitos y comprueba que Noemia tenía razón cuando lo ve recoger a Alexia. De regreso a casa, lanza la ropa de su esposo por la ventana. “Este pecado no voy a perdonártelo jamás”, dice. Max está a punto de cerrar un importante negocio con Cleverson, un representante de jugadores de fútbol, y pide a Ivana que lo avale. “Eres un mantenido y me niego a entrar en tus absurdos asuntos. Busca a otra tonta”, responde su mujer. Él, empeñado en cerrar el trato, decide seguir adelante y firma el traspaso de un jugador, sin disponer de efectivo.

Jorgito se siente culpable del accidente de Débora

Lejos de allí, Monalisa busca rehacer su vida con Silas, pero mientras ella es impulsiva y quiere tener ya una noche de pasión, él pretende ir más despacio. “No debemos precipitarnos”, frena los arrebatos de la peluquera.

Jorgito se siente culpable del accidente que ha sufrido Débora mientras practicaba acrobacias y acepta vivir con ella en cuanto le den el alta. A pesar de que Carmina se ilusiona al saber la noticia, no puede evitar estar inquieta y comparte el motivo con Nina, que se ha convertido en su fiel confidente: “Mi anterior marido, Genesio, murió de un infarto y tenía una hija, Rita. Ella me odiaba y prefirió vivir en un vertedero que estar conmigo. Ahora la he localizado y sueño con hacer las paces. ¿Crees que lo lograré?”.

Días después de cerrar el trato con Cleverson, Max descubre que le ha estafado. De madrugada, unos matones lo acorralan y llega desquiciado a casa. “Van a matarme si no les doy el dinero. Solo tengo una salida: perpetrar un falso secuestro y que tu marido pague por tu rescate. Pediré un millón y nos lo repartiremos. Nada fallará”, convence a Carmina. Una vez más, Nina ha seguido a la pareja y se entera de todos sus planes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Avenida Brasil