Sandra Cervera se sincera: “No tengo prisa por dejar Puente Viejo”

A esta valenciana le costó que le dieran una oportunidad a nivel nacional, pero ahora está muy agradecida y disfruta de su papel cada día.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La conocimos en febrero de 2011 y dando vida a Emilia se ha hecho un hueco en el corazón de los espectadores de El secreto de Puente Viejo. Ha vivido muertes, bodas, bautizos y ahora le toca el encarcelamiento de su personaje, un suceso que marcará un antes y un después en este papel y del que Sandra Cervera nos ha hablado con emoción.

¿Cómo has vivido este día?
He tenido que mantenerme concentrada al mil por mil porque la escena era muy dramática y había un montón de actores, pero estoy satisfecha. Una vez más, vemos que Emilia, por amor, es capaz de todo.

¿La cambiará esta detención?
Sí, no tengo mucho guión avanzado pero creo que todas estas tristezas van a hacer mella en su personalidad. De todas formas, desde la situación vivida con Garrigues [Carlos de Austria] se está viendo que tiene mucha fortaleza interior para una mujer de su época y preveo que desde ahora será más masculina.

¿Qué proyecto tienen que ofrecerte para dejar Puente Viejo?
No tengo prisa, ni la inquietud de que llegue algo mejor. Aunque la gente no lo crea, no estoy cansada de este papel porque dejo que me sorprenda cada día. Crece conmigo y está siendo muy interesante. Además, es cierto que llevo cinco años aquí pero fuera no he parado de hacer otros personajes y eso me impide aburrirme.

Las series diarias no son tan bien vistas como las telenovelas. ¿Qué piensas de esto?
No creo que una telenovela sea un hijo menor de la televisión. Me interesan tanto las pequeñas como las grandes producciones al igual que los grandes directores y los noveles. Al final, lo que tiene que importar es hacer historias apasionadas con personajes coherentes.

¿Qué recorrido deseas a Emilia?
Racional y con sentido común. Se ha conseguido que sea realista y eso es de admirar por parte de los directores y los guionistas.

Un final que firmarías.
Tiene que ganar el desequilibrio. Es una mujer con mucho corazón, pero tenemos que ver su debilidad y me encantaría trabajar un punto de locura. Un final lento y emocional.

¿Cómo desconectas al llegar a casa tras una grabación tan potente?
Me desmaquillo y salgo a correr unos 45 minutos porque mi cabeza lo necesita para oxigenarse. Luego, me ducho, me preparo una cena rica e intento encontrar el sentido común a lo que me espera al día siguiente.

¿Eres adicta al running?
No, hago deporte en general desde que era niña. Ahora salgo a correr por el Madrid Río porque me resulta más cómodo, pero he jugado al balonmano toda la vida y mi padre era mi entrenador. También me encanta el frontón, montar en bicicleta y patinar. Dependiendo de la época del año, intento combinarlos todos.

¿Te has planteado alguna vez ir a trabajar a Latinoamérica?
No es una necesidad, es un camino. Me costó mucho tener una prueba a nivel nacional y ahora estoy con esto y me debo a ello. Quiero que la vida me lleve a los sitios y voy a dejar que las cosas vayan ocurriendo. El 2017 viene cargado de cambios, así que no tengo ninguna queja.

¿Qué puedes adelantarnos?
Voy a hacer teatro. Se está adaptando la película Trainspotting y la dirigirá Fernando Soto. Además, seguiré haciendo cosas con mi productora, Benny Boot, y me están ofreciendo algunos proyectos en Italia, donde la novela tiene mucho éxito. Ya veremos qué sale de todo esto.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo