El atentado

Explota la iglesia donde Francisca y Raimundo esperaban para casarse. Antena 3. Del 13 al 17 de marzo. 17.30 h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La desesperación de Carmelo

Tr
as el incendio de la escuela, Carmelo es más consciente que nunca de que Garrigues no amenaza en balde y visita a Adela, que se recupera poco a poco de las quemaduras.

 

Carmelo no tiene salida

Después de insinuarle que lo ocurrido no ha sido un accidente, se va angustiado: deberá doblegarse de nuevo para protegerla.

Carmelo va a enloquecer

Y la orden de Cristóbal se repite en su cabeza.

Nadie puede con Garrigues

“Llevarás a los novios el mejor regalo que puedo darles. Pondrás una bomba en la iglesia”.


La decisión de la Montenegro

Aunque no imagina lo que trama su rival, Francisca está segura de que algo urde en su contra y acuerda con Raimundo que no haya invitados en la boda y se lo comunican a la familia.

Lucía, una vendedora nata

En pocos días, Lucía ha demostrado sus dotes de vendedora en la tienda de Los Manantiales.

Nicolás se fija en Lucía

Nicolás se acerca hasta allí para comprobar cómo va el negocio como le pidió Hernando y ella lo piropea de nuevo. Esta vez el fotógrafo no se quedará parado…

Matías se va de fiesta con Marcela

Al volver de la fiesta a la que ha asistido con Marcela, Matías se encuentra a Emilia.

La inquietud de Emilia

Esta, preocupada por el muchacho, le pregunta por su nueva amiga: “¿Te gusta o la utilizas para olvidar a Beatriz?”.

Matías se confiesa

A ella le responde con evasivas, pero más tarde se sincerará con Nicolás: “Sigo amándola, pero no volveré con ella”.

Beatriz no levanta cabeza

Mientras tanto, la chica sigue vagando como alma en pena por Los Manantiales…

Lucía tiene un plan

… y la amiga de Camila decide poner fin a su tristeza. Y compra todo lo necesario para “transformarla”.

Camila, impactada

Se queda asombrada con el cambio.

La nueva Beatriz

Tiene el pelo corto, va maquillada y lleva un vestido nuevo, que le da color y alegría. Beatriz se siente extraña, pero también atrevida y valiente, y promete a Lucía bajar al pueblo para relacionarse con la gente.


Camila cuenta la verdad a Lucía

Agradecida por cómo se porta con su hijastra, la esposa de Hernando se disculpa con su amiga por no haberse dado cuenta de que estaba enamorada de Néstor. Además, le confiesa que este la forzó y que dudaba de la paternidad del hijo que esperaba.

¿Qué esconde Lucía?

La mujer, una vez más, se muestra extrañamente comprensiva.


Adela no tira la toalla

Inicia una campaña para recaudar fondos con los que reabrir la escuela.

Leal, desilusionado

 Carmelo quiere ayudar…

Adela no perdona

… pero ella rechaza su colaboración.

El ofrecimiento de Gracia

Sí acepta en cambio utilizar la confitería para impartir sus clases cuando se la ofrece Gracia.

Dolores, descontenta

Salvo a la dueña del colmado, a todas las mujeres les parece buena idea.


Un golpe para Mauricio

Se aflige porque Fe no abre un presente que le ha entregado. “No necesito regalos ni nada que venga de ti”, le dice.

Cristóbal continúa con su plan

Amenaza a Raimundo y a Francisca.

Raimundo y Francisca, más felices que nunca

Como no menciona su inminente boda, creen que no se ha enterado y vuelven a 
La Casona felices para disfrutar de su última noche de solteros.

Camila se divierte

A punto de salir para el pueblo, Camila y Beatriz bromean con Lucía porque ha conquistado a Nicolás.

Lucía pierde el interés en Nicolás

Para su sorpresa, ella les dice que ya no está interesada en él.

Matías, encandilado con Beatriz

Solo tiene ojos para ella cuando la ve en la plaza y no se percata de que Marcela también está allí y se ha puesto guapa para él.

El gran día de Francisca y Raimundo


No lejos de allí, en Galente, todo está dispuesto para que el cura case a Raimundo y a Francisca, que incluso se ha confesado para llegar sin pecados al altar. Los novios están tan felices que no ven…

Carmelo acata la orden de Garrigues

… a Leal abandonar la iglesia.

Francisca, víctima de un atentado

Minutos después, un muchacho pide a La Montenegro salir para entregarle una nota. En ese momento se produce una tremenda explosión y la señora ve cómo se derrumba el templo con su amado Raimundo dentro.

Carmelo vuelve a la iglesia


Arrepentido, Carmelo regresa al lugar y se queda destrozado al comprobar que ha llegado tarde para impedir la tragedia.

Francisca, malherida

Francisca, aturdida, lo ve pero no se cuestiona por qué está ahí ya que solo le preocupa Raimundo, a quien busca desesperadamente. Enseguida llega también un médico que la atiende.

El dolor de Francisca

Al igual que al resto de los heridos. La desesperación aumenta en Francisca cuando…

¿Dónde estás, Raimundo?

… llegan la Guardia Civil y los bomberos y tampoco dan con Raimundo, que ha sido sepultado por los escombros.

Emilia quiere saber dónde está su padre

Emilia, Alfonso, Matías, Onésimo e Hipólito, además de los dos curas se acercan al lugar al conocer lo ocurrido.

La Montenegro habla de la boda

Francisca les explica qué hacían allí ella y Raimundo…

… y sobre todo se muestra preocupada por Raimundo.

“No sé dónde está, hay que encontrarlo”, acierta a decir.

Onésimo y Alfonso hablan con la autoridad

Onésimo y Alfonso se acercan a hablar con un guardia civil para conocer la gravedad de la situación.

Las lágrimas de Emilia

Mientras, Emilia llora cuando unos voluntarios sacan de la iglesia en camilla a un hombre moribundo que parece su padre.

Emilia recupera la esperanza

Respira aliviada cuando se acerca y comprueba que no se trata de él.

Hipólito, ahora bombero

Superado el susto, Emilia se deja aconsejar por Hipólito, que está ayudando a los bomberos.

¿Encontrarán a Ulloa?

Pasa el tiempo y Raimundo sigue sin aparecer pese a la exhaustiva búsqueda de todos.

Emilia y Francisca, unidas

Sienten que deben estar juntas en un momento así.

La desesperación de Francisca

No quiere pensar que Raimundo ha muerto.

Zabaleta trabaja sin parar

Y mientras el doctor sigue atendiendo a los heridos…

Onésimo y el cura, intrigados

… Onésimo y don Berengario comentan la desgracia y se cuestionan cómo ha sucedido.

La vuelta de Hernando

Mientras, los habitantes de Los Manantiales reciben entusiasmados a Hernando, que regresa de su viaje de negocios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo