Esperanza perdida

A Beatriz se le rompe el corazón en mil pedazos cuando Marcela le comunica que se casa con Matías. Antena 3. Del 17 al 21 de abril.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Garrigues atemorizado

Cristóbal ordena tapiar la habitación donde vio con Onésimo, Carmelo y Dolores un fantasma, pero esa tarde tiembla de miedo al oír detrás del muro el llanto de un bebé.

Desquiciado, exige a sus empleados derribarlo.

Dolores lo cuenta todo

Para entonces, todos en el pueblo saben de las extrañas apariciones por la dueña del colmado, a quien don Berengario regaña. “No debería hablar tan alegremente sobre ese tipo de fenómenos”, le advierte.

La ausencia de Los Manantiales

Mientras Camila y Beatriz pasan unos días fuera...

La infidelidad de Doscasas

... Lucía se insinúa sutilmente a Hernando, que empieza a fijarse en ella. Una noche en que ha bebido para soportar la ausencia de su esposa revela a la cubana la crisis que atraviesa su matrimonio y la mujer lo besa en la boca.

Lleno de remordimientos, él le aclara que eso jamás volverá a suceder. 

Despierta del coma

Aunque aún sigue en coma, Raimundo se mueve cada vez más desde que el doctor dejó de medicarlo. Todos temen el momento en que salga de ese estado pues no imaginan cómo reaccionará.

Poco después, despierta, se levanta de la cama y golpea a Francisca.

Mauricio llega a tiempo de impedir que cometa una locura mayor.

Despertar inexplicable

Tras examinar a su paciente, Zabaleta no se explica lo ocurrido y lo seda de nuevo.

El acercamiento de Lucía

La cubana se lesiona para que Hernando la acompañe al médico y no pueda atender a Camila, que ha quedado en llamarlo.

Camila, enfadada

Cuando la mujer consigue hablar con su esposo horas después no oculta su decepción por no estar en casa y le cuelga sin permitirle explicarse.

Juego de seducción

Destrozado, el hombre bebe más de la cuenta, momento que la cubana aprovecha para llevarlo a la cama y seducirlo. 

La confesión de Matías

Debido al temor que le produce que lo sepa por otra persona, el joven se acerca a Los Manantiales para informar a Beatriz de su boda con Marcela, pero se va de allí triste cuando le informan que está de viaje.

¿Un matrimonio erróneo?

Poco después, acompaña a su novia a comprar unos hilos y ella, emocionada, cuenta a Dolores que se casa. A la señora le parece un error y no se molesta en ocultarlo.

Una polémica reconstrucción

Tras enterarse de que en el ayuntamiento hay gente que no quiere reconstruir la escuela, Gracia avisa Adela, que se enfrenta a ellos con argumentos de peso. Carmelo la apoyará cuando Onésimo le pide que se retracte para calmar los ánimos. 

Adela, golpeada

Dispuestos a salirse con la suya, los ediles sorprenden a la mujer por la calle y la golpean. Una vez más, el abogado acude en su ayuda, pero los asaltantes se ceban con él. Adela huye entonces en busca de refuerzos y los matones salen corriendo cuando les ven llegar.

La confesión de Carmelo

La maestra cura a Leal, que aprovecha el momento para explicarle la trampa que le tendió Garrigues con el único objetivo de que matara a su marido.

Doscasas arrepentido

Hernando recibe cariñoso a Camila, a quien desea reconquistar. Sin embargo, no es capaz hacer el amor con ella porque no puede sacarse a Lucía de la cabeza.

Mella, ilusionada

Mientras, en su cuarto, Beatriz se entusiasma con la idea de volver junto a su amado. Saber que ha ido a verla solo le hace pensar que busca la reconciliación.

La esperanza perdida

A la mañana siguiente, baja al pueblo a buscarlo, pero se encuentra con Marcela. “Voy a casarme con Matías”, le comunica. A la joven se le rompe el corazón aunque hace lo posible por ocultarlo.

El despertar de Ulloa

Raimundo despierta y mira a Zabaleta como ido. En ese momento, Garrigues sufre otra alucinación en Miel Amarga.

Garrigues, ido

Carmelo y el primo de Hipólito lo encuentran en trance y lo llevan a pasear para que tome un poco el aire, pero el patrón se pone peor.

La destitución

Para castigar el ataque de los ediles, Onésimo los sustituye y pide a Gracia y a Adela que se incorporen al consistorio. Ellas aceptan ilusionadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo