Acorralado

Hernando se niega a que su hija se doblegue a los oscuros deseos de Aquilino. Y este, en venganza, lo obliga a dejar Los Manantiales con su familia. Antena3. Del 21 al 25 de agosto. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin imaginar que Francisca está detrás de la oferta, Emilia se entera de que necesitan regente en una posada lejos de Puente Viejo y se lo comenta a Julieta.

Esta se ilusiona con la idea y busca a Saúl para pedirle que la acompañe, pero calla cuando él le cuenta sus planes: “Voy a sacar adelante el proyecto de Tristán y deseo que estés a mi lado”.

Mientras tanto, Raimundo y Prudencio se afanan en encontrar más trabajadores para llevar a cabo la ambiciosa obra.

Tras la enconada reunión con Aquilino, Hernando se da cuenta de que su socio tiene las de ganar y así se lo dice a Camila: “No pagará por la agresión a Beatriz y ya ha realizado gestiones para llevarnos a la ruina”.

Su esposa le propone que acepte el trabajo en Checoslovaquia pero su hija no quiere irse. Temiendo por la salud mental de la joven, deteriorada después de lo ocurrido, no se atreven a contradecirla.

Con la intención de boicotear a la Montenegro, Carmelo y Severo se han propuesto entorpecer la contratación de nuevos empleados.

Para ello piden reunirse con altos cargos provinciales, pero la patrona se entera por una llamada del gobernador civil.

Marcela está convencida de que jamás tendrá el amor de Matías y se va de casa.

Beatriz se alegra y trata de convencer al chico de que no la busque, pero fracasa porque él siente que se ha portado mal y quiere recuperar a su esposa.

Dolida y con la sensación de que no hace más que dar pasos erróneos, la hija de Hernando ofrece a Aquilino un trato para que deje tranquilos a los suyos, pero él se ríe: “Solo habrá negociación si vuelves conmigo al pabellón de caza”.

Aunque está aterrada, se cita con el individuo al día siguiente. Su padre la echa de menos y, sospechando dónde está, va en su busca y la encuentra a medio camino.

 “No volverás a caer en las redes de Benegas, afrontaremos esto como una familia sin que tengas que rebajarte”, le asegura.  

Harto de esperar y consciente de que lo han plantado, Aquilino comunica a Doscasas que tiene tres días para dejar Los Manantiales. La angustia de Hernando ante el aviso aumenta tras preguntar a Carmelo, pues este le certifica que la ley ampara a su socio.

Prudencio tantea a su hermano sobre la posibilidad de que Julieta se vaya del pueblo y él le asegura que la seguiría a cualquier parte. Nervioso, lo convence de lo inapropiado de la decisión.

Así cuando la chica se atreve a hablar de la posada a Saúl, él le desea suerte pero descarta la posibilidad de acompañarla. Con el corazón roto, la nieta de Consuelo dice a Emilia que acepta el trabajo.  

... la patrona aumenta las responsabilidades a Mauricio en el nuevo proyecto para animarlo pues parece un alma en pena desde que le llegó sin abrir la carta de Fe.

Tras recordar a Nazaria que si insiste en tomarse a la ligera sus órdenes puede pasarlo muy mal...

Solucionados los asuntos de casa, se acerca a la posada para preguntar por Marcela, pero su interés es fingido.

En realidad, quiere provocar un encuentro con Carmelo y Severo, como así ocurre. Cuando los tiene delante, les informa de que sabe qué se traen entre manos. 

Inquietos, los dos amigos se reúnen para ponerse al día de los pasos que han dado y asegurarse de que esta vez sí acabarán con su enemiga.

Poco después, reciben la visita de Raimundo, a quien Francisca ha pedido que vaya a verlos con la intención de aplacar los ánimos, algo que no consigue. Mientras, ella realiza gestiones para congregar en La Casona a importantes hombres de la zona.

A punto de saltarle las lágrimas, Julieta dice a su abuela que por mucho que le duela Saúl no es un hombre para ella.

Sin embargo, de camino al pueblo se topa con él y no puede evitar preguntarle el porqué de su frialdad.

Ajeno a esto, Prudencio informa a Francisca de la inminente marcha de la muchacha. Ella, visiblemente satisfecha, le revela su plan contra Carmelo y Severo.

Tras una ardua e incesante búsqueda, Matías encuentra a su mujer. Completamente arrepentido, se arrodilla y le pide perdón.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo