“Carmelo mató a tu padre”

Ulpiano se queda destrozado cuando, al regresar a Puente Viejo, doña Francisca le revela que el hombre que va a casarse con su madre es el asesino de Leónidas. Antena3. Del 25 al 29 de septiembre. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Venancia deja la casa de los Santacruz tras asegurar a Candela que entiende que no quiera saber de ella por todo el daño que la hizo y se dirige a la casa de comidas.

De camino, se desmaya y los vecinos la ayudan mientras murmuran acerca de la falta de caridad de la confitera.

Empeñada en conseguir una casa para Rosa, Julieta decide construirla.

Y pide ayuda a Prudencio para realizar los planos durante las clases sin revelarle el propósito. Finalmentemente será Doña Francisca quien le demuestre el engaño.

Raimundo, que teme que la joven sufra la ira de Francisca, intenta convencerla de que desista pero él es quien cambia de opinión tras escuchar sus argumentos.

Al igual que la mayoría del pueblo. “Tiene una nieta excepcional”, dice Ulloa a Consuelo antes de irse.

Todos los vecinos del pueblo se organizan para llevar los materiales, cortarlos y prepararlos para construcción.

Todos sin excepción arriman el hombro por la causa.

Julieta es la encargada de organizar el grupo de trabajo.

Aunque está en boca de todos, Candela no persona a Venancia, algo que Severo lleva mal porque le recuerda a su madre.

Pese a la inflexible postura de su esposa, Severo le entrega los patucos que le dio Venancia para Carmelito. La pastelera se derrumba al reconocerlos: son los de Santiaguito, su primer hijo.

 

Dolores se arregla mucho para ir al circo y Gracia empieza a sospechar, aunque no imagina que Tiburcio está detrás del radical cambio de su suegra.

Esta, sin embargo, se lleva una gran decepción cuando el forzudo no la elige en su número sino a una jovencita. Pero recupera la sonrisa cuando se acerca a ella nada más terminar.

Más emocionada que si se tratase de su boda, Adela prepara la llegada de su hijo. Pero la duda ensombrece el momento. “No sé si contarle cómo murió su padre”.

A Carmelo le invade de nuevo el sentimiento de culpa y pide consejo a Severo. Tras escucharlo, acuerda con su futura mujer que lo mejor es ocultar lo sucedido.

Francisca no achanta a Julieta ni presentándose en su casa y amenazándola con perjudicarla si sigue con la construcción de la casa.

Dispuesta a salirse con la suya, ordena a Mauricio boicotearla, pero el capataz fracasa.

En un nuevo examen, Zabaleta constata que Venancia se recupera pero teme por su salud mental. Tras escuchar al médico, la señora prepara su marcha definitiva lo que alegra a Candela.

Marcela grita a la confitera que se arrepentirá si la abandona a su suerte, pero Emilia le dice que respete su decisión. Será Severo quien pida a su esposa que le dé otra oportunidad a su exsuegra.

Aunque ya es evidente la atracción que sienten Tiburcio y Dolores, Hipólito se niega a creer que su madre se interes por otro y no escucha a Gracia cuando le explica que está en su derecho como mujer divorciada.

Saúl regresa de su viaje feliz pues ha conseguido una cuadrilla para continuar su proyecto agrícola y se ve con Julieta.

Prudencio los pilla vesándose y se retira sin que lo vean. Ajenos a esto, los enamorados deciden contarle que su ruptura ha sido una farsa.

Horas después, el joven finge alegrarse por ellos y les promete guardar el secreto, como le piden.

Ulpiano llega antes de lo previsto al pueblo y conoce a Sandra, una muchacha de la que no puede apartar la vista. Ya en casa, Adela y Carmelo le dispensan una emotiva bienvenida.

A la mañana siguiente, el joven recibe un anónimo citándolo en el bosque y acude emocionado creyendo que se trata de Sandra. Sin embargo es Doña Francisca.

“Carmelo mató a tu padre”, le revela la doña sin piedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo