Fe vuelve a casa

La antigua criada de La Casona, que asegura no querer volver con Mauricio, recibe la cálida bienvenida de los vecinos. Del 26 al 29 de diciembre. Antena3. 17.15h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aún impactada tras escuchar a don Ignacio que es su padre, Julieta le da la oportunidad de explicarse: “Jamás abusé de tu madre, la amaba con toda el alma”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La muchacha mira con recelo a su abuela, que está presente y siempre le dijo que se trataba de un maltratador. Luego, informa al señor de la muerte de Ana y van juntos a visitar su tumba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De regreso a casa, el recién llegado y su hija se topan con Prudencio y Saúl, que se sorprenden al conocer el parentesco que los une.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El segundo, además, sospecha que entre la joven y él no existe una buena relación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando tiene lugar en La Casona el encuentro oficial con los Uriarte, Ignacio y Saúl están a punto de llegar a las manos después de que el muchacho se enfrente a él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por u parte, doña Francisca confiesa a Mauricio que el hombre la tiene desconcertada: “Tenía que llevarse a Julieta y no parece dispuesto a hacerlo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ni Alfonso ni Carmelo consiguen abogado para Severo y Nicolás ofrece su ayuda pues estudió Derecho en su juventud. “Primero intentaré contactar con un amigo de promoción, quizá él quiera llevar el caso”, aclara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Marcela siente un pinchazo en la barriga y cree que se ha puesto de parto. Enseguida pide que avisen a Matías, que llega a su lado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Ha sido una falsa alarma”, lo tranquiliza ella con una sonrisa en el momento en el que siente que cesa el dolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En El Colmado, Dolores no deja de recordar a su adorado Tiburcio y se mantiene alicaida preocupando a su nuera y sus hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De pronto alguien abre la puerta: es él, que ha regresado para pasar con ella las Navidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Finalmente, la tendera puede disfrutar de pasar las fiestas con su hombre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde hace unos días Hipólito ensaya con los niños del pueblo villancicos para cantar en el concierto que va a celebrarse con motivo de las fiestas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, en el último momento el alcalde los deja fuera. Indignado, el marido de Gracia sale con los muchachos a la calle para protestar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Finalmente, ambas partes llegan a un acuerdo que convence a los dos y así puede llevarse a cabo la celebración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El son de la banda de los “forasteros” conquista al público y hace que el evento sea todo un éxito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La llegada de Ignacio ha trastocado la vida de la joven Uriarte, algo que no ha pasado inadvertido en el vecindario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una tarde, Emilia comenta preocupada a Saúl que hace horas que no ve a la muchacha y él se acerca a su casa con el pretexto de pedir disculpas por su comportamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La visita resulta del todo infructuosa ya que no ve a la chica y Consuelo no suelta prenda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras su marcha, Julieta hace acto de presencia y discute con su abuela, a quien no puede perdonar que le haya mentido. Además, está distanciándose de ella al mismo tiempo que se acerca a su padre, aunque sigue desconfiando de él. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De vuelta a La Casona, Saúl comenta sus sospechas sobre la llegada de Ignacio a Raimundo, y este le da la razón sin imaginar que Francisca está detrás del asunto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En otra sala, la señora está confesándoselo a don Berengario con la intención de obtener información sobre el forastero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Entre emocionados y sorprendidos salen de la casa de comidas Alfonso y Emilia cuando ven a Fe. Tras recibir una calurosa bienvenida, ella les asegura que no ha regresado por Mauricio y que planea abrir un negocio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El capataz, que es el último en enterarse de la llegada de su amada, siente que el suelo tiembla bajo sus pies solo de pensar que volverá con ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ante la imposibilidad de conseguir abogado, Nicolás dice a Severo que lo defiende si asume el riesgo de su inexperiencia. Santacruz acepta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al poco tiempo se da cuenta de que su amigo no es tan principiante como dice porque con solo echar un vistazo al expediente del caso se percata de que el juez no es trigo limpio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Prudencio se enfada con Saúl por sus frecuentes visitas a Julieta y él le asegura que las hace porque teme que Ignacio la lastime.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El primero entonces se enfrenta al señor, pero este se libra de él envenenando sus pensamientos: “Lo que quiere tu hermano es recuperar a mi hija”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Francisca, por su parte, lima asperezas con Uriarte financiando la reconstrucción de la casa de acogida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo