El mal trago de Nazaria

La criada cede al chantaje de la Montenegro, que le ordena acostarse con Prudencio. Así pretende la señora aplacar el deseo del muchacho, que aún no ha consumado su matrimonio con Julieta. Antena3. Del 26 al 29 de marzo. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El capitán a quien Pérez de Ayala ha enviado a Puente Viejo con sus hombres para acabar con Nicolás.

Pero cuando están a punto de llevar el trabajo a cabo son sorprendidos por unos encapuchados.

Estos reducen a los hombres de Ayala apuntándoles con pistolas.

Después de impedir la muerte del preso, los desconocidos atan a los soldados al furgón.

Acto seguido, recogen al fotógrafo del suelo y lo llevan a un lugar seguro.

Una vez allí, se descubren los rostros dejando ver, para sorpresa de Nicolás, que se trata de sus cuñados.

Y mientras estos dejan a Nicolás en un lugar seguro y se incorporan  a la celebración de la boda de Dolores y Tiburcio como si nada hubiera pasado.

El militar y los suyos, que han conseguido liberarse, tiemblan cuando cuentan lo sucedido al general. “¡No hay duda de que debo ocuparme de esto yo personalmente!”, grita encolerizado.

Irene decide quedarse a vivir con Severo para ayudarle a criar a Carmelito y así se lo comunican a los curas, pues no quieren que vean nada reprobable en ello.

Harta de los desaires de doña Patrocinio, Dolores le planta cara y para su sorpresa ella la felicita por el cambio de actitud.

Las discusiones entre Prudencio y Saúl son cada vez más frecuentes y doña Francisca culpa a Julieta.

Luego, presiona al menor de los hermanos para que le cuente el motivo y él confiesa que no ha consumado el matrimonio.

Empeñada en solucionar el asunto, ordena a Nazaria que se acueste con él. “Es la única manera de aplacar sus ansias y de acabar con su desazón”, le explica sin darle la oportunidad de negarse. Ella acata la orden pero le pone una condición: “Será la última vez que haga ese servicio para usted”.

Cerrado el asunto, la Montenegro mueve sus hilos para averiguar qué ha ocurrido con Nicolás, a quien el general Pérez de Ayala quiere dar caza. De hecho, ha conseguido que se emita una orden de busca y captura.

Melitón informa a Carmelo en cuanto la recibe y este se lo comunica a los implicados en el rescate. Fe, Marcela, Adela, Matías, Severo, los curas… todos se comprometen a colaborar para que su amigo salga del país.

Y todos responden en el interrogatorio con la policía como han planeado.

Aunque Irene y Severo han intentado que su relación sea lo más transparente posible, las beatas del pueblo no la ven con buenos ojos y no dudan en hablar de malos modos a la periodista.

Adela, que ha ido a verla para preguntarle si está adaptándose a Puente Viejo, la felicita por querer resistir a pesar de los rumores aunque lamenta la actitud de los vecinos.

Julieta se resiste una vez más a tener un momento de intimidad con su marido.

La joven finge estar indispuesta cuando Prudencio acude a su alcoba. De esta forma, alargan el problema una noche más.

Desquiciada, la Montenegro apremia a Nazaria para que meta en su cama a Prudencio.

Las últimas noticias sobre el caso de Nicolás obligan a los Castañeda a acelerar su fuga.

Siguiendo el plan, Emilia y  Marcela se van de compras con Juanita y Camelia. Fe participa con su camioneta y Adela ultima los detalles con Carmelo.

Todos colaboran para que Nicolás pueda tener un futuro lejos de Puente Viejo y España.

Tras mantener un inesperado encuentro con Francisca, Irene adorna la casa con flores para agradar a Severo, pero la reacción de este no es la esperada…

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo