La nueva ilusión de Severo

Aunque aún recuerda a su amada Candela, Santacruz se da cuenta de que en su corazón alberga sentimientos profundos por Irene. Antena3. Del 23 al 27 de abril. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Matías pide al general Pérez de Ayala que le permita ver a sus padres y él le promete ocuparse de la gestión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lejos de hacerlo, una vez en la cárcel presiona a Emilia hablándole del chico y ofreciéndole una opípara comida a cambio de que delate a su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque ella se niega, él la deja comer pero a los pocos minutos de ingerir algo de alimento se desmaya…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Luego, el militar lleva a Alfonso a la celda de su mujer para hacerle creer que le dispensan trato de favor porque ha confesado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Finalmente, Prudencio no envenena a Julieta con las hierbas que ha comprado y las coloca en un tarro después de quitar las que tenía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

 Ajena a esto, Consuelo se prepara una infusión con ellas y empieza a sentirse mal. Preocupados, Julieta y Saúl llaman al doctor Zabaleta, que no da con el motivo del mal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aun así, le realiza un lavado de estómago y le aconseja no comer nada pero la señora empeora porque sigue  tomando la bebida envenenada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras recibir la visita de Pérez de Ayala, Irene se niega a seguir con el reportaje contra él sin dar explicaciones a Severo, pero este la presiona para que le cuente lo ocurrido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al saberlo, el hombre se altera y le asegura que en ese mismo momento irá a hablar con el despiadado militar. La periodista logra frenarlo y le agradece que quiera protegerla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Entonces ambos se quedan callados unos segundos en los que se dan cuenta de que se atraen…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

También lo percibe Carmelo, que acaba de llegar, y después comenta a su amigo la posibilidad de rehacer su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque Severo enfurece ante la idea de sustituir en su corazón a Candela, al día siguiente siente que podría ser feliz con Irene cuando ve que se ha quedado dormida meciendo a su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando Pérez de Ayala le comunica que no puede ver a sus padres, Matías se desespera y se lo cuenta a Raimundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Este empieza a sospechar que su nieto está en peligro y lo convence de que se esconda con Marcela y su hija Camelia en el pasadizo de La Casona, algo que apoya Francisca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Alfonso no cree que Emilia haya hablado y ella, que al despertarse se da cuenta de que la drogaron, se muestra firme cuando la visita de nuevo el militar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Hay peores cosas que la muerte”, le asegura él antes de irse. Acto seguido se va en busca de Matías y su familia pero no los encuentra. Fuera de sí, ordena a un hombre pasar la noche con Emilia después de que los guardias se vayan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A la mañana siguiente, cuando llegan, encuentran a la mujer hecha un ovillo en el catre. También Alfonso ha recibido la visita inesperada de otros individuos…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dolores cree que a Melitón le gustan los hombres Emocionada con el éxito de la escuela, Gracia compra a los alumnos vestidos adecuados para bailar sevillanas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Feliz también se pone Mauricio cuando Fe despierta, pero no todo son buenas noticias: solo reacciona a estímulos
básicos y no puede hablar.  Ni el capataz ni Raimundo consiguen sacarle información sobre el día en el que apareció colgada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En la soledad de su cuarto, Severo se debate entre sus sentimientos por Irene y los de su difunta y amada esposa. De pronto, entre lágrimas, se le escapa un “perdóname, Candela”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ante la desesperación de Paco por saber de su hija y su nieta, Raimundo le confiesa dónde están y le permite verlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dolores, por su parte, quiere saber a toda costa de la vida amorosa de Melitón y, en un descuido de este, le revisa la cartera. Para su sorpresa, encuentra una foto de él abrazando a otro hombre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo