Tres almas y un secreto

Elsa se preocupa por Antolina cuando le revela que está embarazada, sin imaginar que la criatura es de Isaac. Antena3. Del 23 al 27 de julio. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Elsa está sorprendida por la tristeza que percibe en Antolina, por lo que pregunta a su prometido por el asunto. Él le asegura que ignora el motivo del desánimo, pero cuando se queda solo lo invaden de nuevo los remordimientos por la noche de pasión que pasó con ella. 


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En La Casona, Julieta coquetea con Fernando, que cada vez se siente más atraído por ella, mientras juegan al ajedrez delante de Prudencio, que se muere de celos. Este sentimiento aumenta cuando se entera de que el hombre le ha regalado un perfume. 


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Irene da con una pista sobre los anónimos: una de las letras recortadas pertenece a un periódico de Barcelona, donde Adela tiene una amiga, Leticia, que sufrió el mismo acoso tiempo atrás. Contacta con ella y esta le promete visitarla. Sin embargo, nunca llega a Puente Viejo pues la atacan cuando sale 
hacia el pueblo y le roban las cartas intimidatorias que recibió en su día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando Carmelo se entera de lo ocurrido, contrata a tres escoltas para su mujer por mucho que ella se niega.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Isaac se derrumba al saber que puede librarse de ir la guerra de Marruecos con un soborno de mil pesetas porque no las tiene. Por suerte, Matías y Marcela se las dan de sus ahorros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Fe es incapaz de tranquilizar a Consuelo, asustada por los actos de su nieta. Esta, mientras tanto, se inquieta por Raimundo, pues se da cuenta de que sigue angustiándole la misteriosa ausencia de Francisca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aun así, el hombre se afana por colaborar en la asociación que ha creado Julieta para ayudar a los más desfavorecidos y con la que pretende atender partos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El coste es elevado y Julieta pide dinero a su esposo pero este, harto de sus coqueteos con Mesía, se lo niega. Ella logra manipularlo halagando su masculinidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Elsa insiste a Antolina en que se sincere pero ella le asegura que todo va bien. Sin embargo, unas repentinas náuseas le hacen salir corriendo de la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A su regreso y con el rostro lloroso, confiesa que está embarazada. Sin sospechar que la criatura que espera es de Isaac, Elsa le muestra su apoyo y le aconseja ocultar su estado. Antolina está de acuerdo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Poco después y en contra de su propio consejo, Elsa cuenta a su prometido la noticia. El carpintero se queda impactado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Isaac se cita esa misma noche con la doncella en un callejón y se tranquiliza al saber que está dispuesta a guardar el secreto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El ambiente en la casa es muy tenso, ya que Elsa nota esquivo a Isaac, con quien busca momentos de intimidad, y Antolina apenas puede mirarlos a la cara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hipólito y Onésimo instalan la radio en el colmado, pero esta emite ruidos extraños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tiburcio logra sintonizarla. Gracia y Dolores los miran sorprendidas e impresionadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Raimundo, mientras tanto, revela a Mauricio sus sospechas de que Francisca les pide socorro en su carta y ambos acuerdan actuar. Poco después, el capataz consigue un coche para volver a la casa de la puerta azul. Intentarán dar con ella recurriendo a los recuerdos del señor, a quien vendaron los ojos en aquel viaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para alejarla de Fernando, Prudencio dice a Julieta que ha concertado una entrevista con un amigo del compañero de fuga de Saúl y le pide que lo acompañe. De vuelta de la infructuosa cita, la muchacha se da cuenta de que todo ha sido una artimaña y se lo echa en cara. Luego, busca a Mesía dispuesta a acostarse con él...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo