Crimen en el callejón

Adela es atacada por un hombre a quien cree reconocer y que la deja agonizando en el suelo de un callejón. Antena3. Del 30 de julio al 3 de agosto. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque desea a Julieta, Fernando Mesía la rechaza. “Aclara las ideas antes de hacer cualquier cosa de la que puedas arrepentirte”, le advierte. Cuando ella acaba reconociendo que solo le interesa descubrir al asesino de Saúl, él se compromete a ayudarla pero le exige discreción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras asegurar a Isaac que no le exigirá que se haga cargo de la criatura que espera, Antolina se encuentra con Marcela y le comenta que quiere irse a Argentina. La chica se queda desconcertada e insiste a su amiga para que le revele el motivo. “Estoy embarazada de Isaac y debo poner tierra de por medio”, le responde afligida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin que nadie en La Casona se percate, Raimundo y Mauricio salen hacia la casa de la puerta azul. Entran con facilidad y se dan cuenta de que lleva años deshabitada. Sin embargo, el primero encuentra una hoja del misal que su esposa acostumbraba a leer y monta en cólera. De vuelta en Puente Viejo, enfrenta a Mesía, pero este sigue negando que la Montenegro corra peligro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Irene y Adela van de excursión con los niños del pueblo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Uno de ellos lanza un petardo, lo que pone en alerta a los escoltas que la maestra lleva a su pesar y se desencadena una caótica situación que, por suerte, queda en un susto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras lo ocurrido, Adela insiste a su marido en que no necesita protección, pero se equivoca... En la sombra, un hombre que conoce del pasado la vigila.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La tensión en casa de Isaac aumenta cada día, sobre todo, ante la insistencia de Elsa de saber quién ha dejado en estado a Antolina. Arrepentido y apenado, el carpintero confiesa el desliz a su novia. Esta se queda horrorizada y se encierra en su cuarto sin atender las súplicas de su prometido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Matías entrega a su abuelo una carta de sus padres en la que le aseguran que se encuentran bien. La misiva les hace caer en la cuenta de que hace semanas que no tienen noticias de María. No imaginan que Mesía ha interceptado sus telegramas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los Mirañar organizan un campeonato para superar el récord de levantamiento de peso y Tiburcio se entrena en secreto: desea ganar pero no quiere sentir la presión de los vecinos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Elsa por fin acepta hablar con Antolina e Isaac, que se culpa de todo: “No debería haber hecho algo que ni siquiera deseaba”. Las palabras consuelan a la primera, pero hunden a la segunda, que nota un fuerte pinchazo en el vientre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Atravesando un oscuro callejón, Adela nota que alguien la sigue, gira para ver de quién se trata y recibe un disparo que la deja moribunda en el suelo. El agresor sale corriendo y sin matar a su víctima cuando Melitón aparece por sorpresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El alguacil la lleva al hospital, donde el doctor Iglesias la opera a vida o muerte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Está grave, pero ha sobrevivido a la intervención. Debemos tener esperanzas”, dice el médico horas después a Carmelo, Irene y Severo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Elsa no acaba de asumir lo ocurrido entre Isaac y Antolina y se va de casa. El carpintero quiere ir tras ella, pero la doncella lo convence de que no lo haga. Ya de noche, la chica intenta ocultarse pero alguien la descubre... Preocupado, Isaac va en su busca y se desespera porque no da con ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En el hospital, Carmelo no se separa un segundo de su esposa, que no recupera la consciencia. “No me dejes solo”, le suplica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La celebración del campeonato de levantamiento de peso anima a los vecinos, tristes debido a los últimos acontecimientos. La alegría es mayúscula cuando Tiburcio, tras un intento fallido, supera el récord.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras, tanto, Fernando pregunta a Prudencio sobre los guardias a los que sobornaron para que Saúl escapara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo