La trampa

Antolina se las ingenia para que Elsa llegue a casa justo en el momento en que ella se abraza con Isaac y todo indica que ambos están juntos. Antena3. Del 6 al 10 de agosto. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Después de leer el telegrama de María dirigido a la
Montenegro, Fernando parece encontrar respuesta a sus
inquietudes e intenta provocar a Raimundo, que aguanta el envite.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Más tarde, el joven proporciona una pista a Julieta sobre Saúl, obtenida tras hablar con los guardas sobornados en la huida. A cambio le exige que le siga el juego con Prudencio…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esa noche realiza comentarios picantes durante la cena que sonrojan a la muchacha y que hacen creer a su marido que le es infiel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Si no te gusta parecer un cornudo consentido, no lo permitas”, le contesta ella cuando él le exige una explicación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A la mañana siguiente, Julieta y Raimundo hablan sobre Mesía pero ninguno revela al otro sus planes respecto a él aunque sí reconocen que deben tener cuidado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Poco después, Ulloa sigue a Fernando hasta un hospital creyendo que él no se percata.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, no es así y cuando se cuela en el edificio alguien lo secuestra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aun así, Julieta sigue sus instrucciones y registra el baúl
de Prudencio, donde halla las pruebas que ansiaba. Mauricio, por su parte, comenta a Fe su preocup ción por el señor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De vuelta en La Casona, Mesía justifica su ausencia pero todos sospechan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Atormentado por la marcha de Elsa, Isaac confiesa a don Anselmo que Antolina está embarazada y que él es padre de la criatura que espera. El cura entiende entonces la huida de la joven y pide a Consuelo que lo ayude a buscarla. No hace falta porque Fe llega y les comunica que está con ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los Mirañar discuten en el colmado por la programación de la emisora de radio cuando entra una señora. Se llama Guillermina y pregunta por un tal Armando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A la mañana siguiente, Tiburcio y Dolores se quedan de piedra al ver a la mujer acercarse a don Berengario y llamarle marido. El cura la trata como si estuviera casado con ella porque cree que no está en sus cabales, pero
la dueña del colmado piensa que oculta algo…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pasan los días y Adela no sale del coma. Carmelo, Irene y Severo se relevan para no dejarla sola, pero se descuidan un momento que aprovecha Basilio,  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Es el exnovio de su amiga de Barcelona que trata de  colarse disfrazado de médico y acabar con ella. Por suerte, llegan a tiempo de impedirlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Matías y Marcela dan cobijo a Elsa por sugerencia de Consuelo. Una vez instalada, la chica va a recoger sus pertenencias a casa de Isaac, donde la recibe Antolina con ellas en la puerta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ambas mantienen una fuerte discusión plagada de reproches y rabia. Elsa regresa a la pensión dispuesta a irse de Puente Viejo y a Isaac, que va a verla, le deja clara su postura: “No hay explicación alguna que justifique tus actos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El joven se marcha con el corazón hecho pedazos y las palabras de don Anselmo no ayudan a recomponerlo: “Debes casarte con Antolina, no puedes dejarla desamparada”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para asegurarse de que así sea, la mujer tiende una trampa
a los enamorados utilizando a Marcela. Dice a esta que convenza a Elsa para que vaya a verla a las siete de la tarde y explicarle lo mucho que lamenta la situación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así, la chica llega en el momento en que la que creía su amiga se abraza a Isaac y le habla de lo felices que podrían ser criando a su hijo juntos. Sorprendida y destrozada, sale corriendo…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin revelar a Prudencio las intenciones de Julieta, Mesía le advierte sobre ella: “Deberías mantener lo  ojos abiertos, por lo que pueda llegar a pasar”. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras tanto, la muchacha tiene un encuentro con su abuela que parece una despedida…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo