¡Saúl ha vuelto!

El chico sorprende a Julieta cuando se dispone a matar a Prudencio, que no alcanza a verlos. Tras el apasionado reencuentro, le asegura que se vengará de su hermano y nadie volverá a separarlos. Antena3. Del 13 al 17 de agosto. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al percatarse de que Elsa ha salido huyendo porque lo ha visto abrazar a Antolina, Isaac corre tras ella y le explica que trataba de consolarla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Luego le reitera su amor y, después de robarle un beso, le expresa su deseo de pasar el resto de la vida a su lado. Sin embargo, eso no cambia la decisión que ya ha tomado la chica…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Poco después, Elsa se presenta en casa del carpintero con don Anselmo y juntos lo presionan para que pida matrimonio a Antolina. “¿De verdad es lo que deseas?”, le pregunta él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras el sí de Antolina, Isaac queda hundido y con todo el
dolor de su corazón esa tarde se compromete con la doncella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras hallar en el cofre de Prudencio las pruebas que lo incriminan en la fallida fuga de su hermano, Julieta decide acabar con él y lo cita a las afueras del pueblo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A punto de llevar a cabo el plan, alguien se lo impide… Se trata de Saúl, a quien había perdido la esperanza de ver de nuevo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Después de abrazarse y besarse con deseo y ternura, él le cuenta que su propio hermano le disparó en el río y lo abandonó creyendo que había muerto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Voy a vengarme de él. Nadie volverá a separarnos jamás”, le asegura. Ella le promete ayudarlo y acuerdan cómo reunirse sin ser descubiertos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ante la insistencia de Prudencio y Mauricio por saber dónde está Raimundo, Mesía les comunica que se encuentra con doña Francisca, pero no les proporciona
más detalles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lejos de allí, en la habitación de un frío sanatorio, la señora permanece callada con la mirada perdida. Tiene el pelo rapado y una enorme cicatriz, que su marido no deja de mirar mientras le da de comer y le habla para que reaccione.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Prudencio regresa a La Casona dolido por el plantón que le ha dado su esposa y la enfrenta por ello cuando la ve de vuelta. Ella le da un vaga explicación y ambos fingen normalidad cuando Fernando los sorprende.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esta, por su parte, prepara su marcha, aunque el médico se lo ha desaconsejado porque todavía está muy débil  pues la doncella le ha dicho que es lo mejor para todos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras Antolina comunica emocionada a Marcela la inminente boda con Isaac, este sufre un ataque de ira, ya que no quiere perder a Elsa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para recuperar su patrimonio antes de irse, Elsa telefonea al administrador de la familia. Sin embargo, pierde el conocimiento justo en el momento en que su padre escucha su voz al otro lado del aparato.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Consuelo la encuentra en el suelo y, tras socorrerla con ayuda de Matías y Marcela, se da cuenta de que la llamada se ha interrumpido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Melitón sugiere a don Berengario dar parte a la guardia civil sobre doña Guillermina cuando el doctor Zabaleta la examina y les informa de que padece demencia senil. El sacerdote se niega y se ofrece a ocuparse de la anciana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En el hospital, Adela sale del coma y empieza a recordar lo ocurrido en el callejón. Al escuchar por boca de Carmelo el nombre de Basilio, le dice que es el exnovio de su amiga de Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En ese momento, Irene y Severo se quedan de piedra cuando el alguacil va a su casa para darles una mala noticia: “El agresor de la señora Adela ha huido”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dolores gana un premio que se resiste a aceptar porque solo puede disfrutarlo ella: la vuelta al mundo en 150 días. Sin embargo, emprende el viaje cuando Tiburcio se lo pide: “Nuestro amor es fuerte, lo resistirá”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo