El regreso de María

La esposa de Gonzalo llega a La Casona justo cuando este y Fernando mantienen una fuerte discusión. Antena3. Del 8 a 11 de octubre. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Gonzalo explica a Raimundo que ha pillado a Mesía llamando por teléfono a un despacho de abogados. “Voy a
investigarlos, ya tenemos a Fernando”, le comunica ilusionado. Pero se equivoca, ya que sus pesquisas le llevan a un punto muerto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desesperado, retoma el plan inicial y exige a Mesía su parte de la herencia sin dar más explicaciones.  Luego, se cruza con Raimundo, a quien hace una señal para hacerle saber que todo marcha bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Satisfecho, Ulloa insiste a Julieta y a Saúl en que se vayan
de La Casona, por mucho que Prudencio les diga que se queden hasta conseguir los papeles de la nulidad matrimonial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque quiere levantar de nuevo el taller tras el incendio, Isaac no se atreve a pedir dinero a Matías, a quien ya debe una cantidad considerable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antolina le sugiere que pida un crédito al banco y juntos acuden a hablar con el director, pero este se lo deniega.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hundido, el carpintero se desahoga con Consuelo, a quien se encuentra de regreso a casa. De paso, le pregunta por Elsa. “Es mejor que la olvides”, le responde ella apenada. Mientras tanto, su esposa ha regresado al banco y ha chantajeado al director.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A la mañana siguiente, Isaac recibe la mejor de las noticias: le conceden el préstamo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Él se siente orgulloso porque cree que ha sido gracias a su buena disposición pero, siguiendo el plan urdido por Antolina, el director se hace el encontradizo y le dice que su esposa le hizo cambiar de opinión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El muchacho se siente de nuevo en deuda con ella, que intenta seducirlo cuando le agradece su ayuda. Sin embargo, Isaac vuelve a rechazarla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Severo, Carmelo y Saúl descubren por qué los trabajadores de Las Lagunas aseguran que el pozo está maldito: el agua está contaminada. Convencidos de que alguien la ha envenenado, aúnan esfuerzos para desenmascararlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Consciente de la crítica situación económica que atraviesa su esposo, Irene se cita con Anacleto para que le detalle la jugosa oferta laboral. Como pensaba esconde algo oscuro: sus artículos llevarán la firma del conde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para sorpresa de todos, Dolores se interesa por la emisora de radio e incluso se ofrece a participar en un programa. Adela y Onésimo se alegran por el entusiasmo que muestra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antolina se despierta temprano y vomita, lo que le provoca una gran alegría. “Ahora el embarazo sí es real”, dice para sí. Horas después, don Anselmo la pilla haciendo cuentas sobre su nuevo estado y se queda extrañado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ajena a esto, Consuelo empieza a preocuparse por Esla, pues hace varios días que no puede comunicarse con ella. Para colmo, tiene un mal presentimiento…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Anacleto acaba con las dudas de Irene aumentando considerablemente el sueldo. La periodista acepta aunque las condiciones chocan frontalmente con su ética.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando llega a casa, comunica sin ninguna ilusión a Severo que ya tiene trabajo. Al día siguiente cree morir cuando se pone a escribir. No puede olvidar que su nombre no aparecerá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En La Casona, Gonzalo y Fernando están midiendo sus fuerzas cuando aparece María de repente y da una bofetada al primero. Luego, mantiene una inquietante conversación con el segundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo