Una noche juntos

La lluvia obliga a Elsa a refugiarse en una choza. Isaac la encuentra y ambos confiesan que siguen amándose. Tras pasar la noche allí, se separan con la ilusión de volver a verse. Antena3. Del 22 al 26 de ocutbre. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Delante de Fernando, Gonzalo pide perdón a María por la mala vida que le ha dado en Cuba y le suplica que vuelva a
su lado. Ella se va desconcertada y sin responder.  Aun así, él alberga esperanzas de recuperar a su esposa y así se lo dice a Mesía, que le pregunta con insistencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

 El pérfido hombre, fuera de sí, se cita con Prudencio. “¡Hay que quitarse de en medio a Gonzalo!”, le grita. Luego, le recuerda que debe acelerar la marcha de Saúl y Julieta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así las cosas, la pareja deja La Casona al no entregarles la nulidad matrimonial. Antes, se despiden de Raimundo y  Mauricio, quienes les explican, pero solo con medias  verdades, por qué deben irse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Luego se van a casa de los Santacruz, que se han ofrecido a alojarlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Eustaquio Molero, el dueño de la mina que contamina el agua de Las Lagunas, se presenta en el salón municipal y asegura a Severo y a Carmelo que no va a cambiar nada en la explotación: “Seguiré utilizando los productos químicos y, por supuesto, no voy a cerrarla”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lejos de amedrentarse, Santacruz y su amigo hablan con
los abogados dispuestos a acab r con semejante atropello.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El alcalde tiene que atender otro asunto. Adela sigue delicada y quiere encontrar a alguien que la ayude con la escuela, aunque ella se niegue, y piensa en Elsa, a quien entusiasma la idea porque necesita trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En solo unos días, incluso la maestra reconoce que es excelente y la contratan. Consuelo se lo agradece: “Le habéis devuelto las ganas de vivir”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

María y Gonzalo informan a Raimundo de la farsa, ilusionados por lo bien que va su plan. Sin embargo, no todo son buenas noticias, ya que siguen sin saber de Emilia y Alfonso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Matías les pregunta con insistencia por ellos, pero prefieren mantenerlo al margen de sus tejemanejes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin imaginar nada de esto y siguiendo el consejo de Prudencio, Fernando ofrece a Gonzalo dos millones de pesetas a cambio de que se aleje de María. Después de desaparecer un día entero, el joven vuelve y acepta la oferta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mesía le entrega la cantidad acordada y le exige que se vaya de inmediato y sin despedirse de nadie. Luego comunica a todos su marcha con una sonrisa triunfal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una terrible tormenta se desata en el pueblo y Consuelo se preocupa por Elsa, que no ha regresado de la escuela. Isaac se entera y, a espaldas de su esposa, va a buscarla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras se seca en la choza donde se ha refugiado, la profesora se sobresalta cuando alguien abre la puerta. Sonríe aliviada al ver que se trata del carpintero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras confesar que sus sentimientos siguen intactos, ambos se abrazan y besan olvidándose de Antolina, la causante de su infelicidad. A la mañana siguiente y aunque no han culminado sus deseos, Isaac y Elsa reconocen que su primera noche juntos ha sido maravillosa. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De vuelta en sus casas, ocultan el encuentro pero Consuelo presiona tanto a la joven que confiesa. Antolina, por su parte, se enfada con su esposo pues no entiende la felicidad que lo embarga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Carmelo envía a Saúl a hablar con los habitantes de Las Lagunas para que se unan a ellos en contra de Molero, pero vuelve desilusionado: “Los laguneros han cogido un odio incomprensible a Severo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para renegociar el contrato, Irene cita a don Anacleto, que se niega y quiere seguir firmando los artículos. Severo llega de repente y se extraña con la reacción de ambos al verlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los celos le llevan a preguntar a Adela si a su esposa le atrae el conde. A punto de responder, la mujer se desmaya. Y aunque al recuperar la consciencia, intenta quitar importancia al asunto, Carmelo, que ha sido avisado, la lleva al hospital.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo