El veneno

Antolina acepta a regañadientes acoger a Esla en su casa, como le exige Isaac, pero la trata como a una criada y la humilla sin piedad aunque delante de él se muestra cariñosa y  cercana. Antena3. Del 12 al 16 de noviembre. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Raimundo convence a Mauricio de que calle sobre lo que ha visto en las catacumbas y lo ayude en su plan contra Fernando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En ese momento, Prudencio llega a La Casona con malas noticias: no ha conseguido el dinero para pagar el rescate de Alfonso y Emilia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por suerte, Fernando les comunica poco después que ha logrado un aplazamiento del pago gracias a los detectives que ha contratado como intermediarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras acoger a Elsa en su casa por mandato de Isaac, Antolina la humilla tratándola como una sirvienta cuando su marido no está. Delante de él, sin embargo, se comporta cercana y amable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pilar se enfada con Julieta al saber que es amiga de Severo pues cree que la ha utilizado para ganarse a la gente de Las Lagunas y que los apoyen en contra del empresario Eustaquio Molero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Carmelo, Saúl y el propio Santacruz también se molestan con la chica porque están seguros de que se ha equivocado en su forma de actuar. Ella se afanará en demostrarles que están en un error.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hipólito se tranquiliza al saber que Gracia ha llegado a su destino en Suiza sana y salva pese a las intensas nevadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras tanto, su primo Onésimo comenta con Paco, el molinero, su idea para poner en marcha el negocio de pompas fúnebres: “Podríamos ‘ayudar’ a morir a alguien”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin dejar de realizar las arduas tareas que le encomienda Antolina, Elsa aprovecha sus ausencias para registrar la casa en busca de una pista que la incrimine en la masacre del día de su boda pero no tiene suerte, como le confiesa hundida a Isaac.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antolina, que no se explica cómo su rival no se desmaya del agotamiento...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Decide acabar con ella definitivamente y envenena con polvo de yeso la leche que toma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Días después, la muchacha sufre un desvanecimiento delante de Marcela y esta, después de atenderla, la amenaza con hablar con la policía si no le cuenta qué está ocurriendo en casa del carpintero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La misma advertencia hace a su marido, que también calla aunque casi se descubre debido a un descuido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cansada de tanto misterio, la muchacha busca a Consuelo con la esperanza de que se sincere con ella, pero tampoco lo logra. De todos modos, una imprudencia suya le deja claro que sabe más de lo que asegura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Julieta se acerca de nuevo a Pilar y le propone ayudar a su hijo enfermo si unen fuerzas contra Molero. Irene y Adela piensan que es una buena estrategia, no así Severo, Carmelo y Saúl. Este último, además, no deja de pensar en la nulidad matrimonial y exige a Prudencio que se la entregue inmediatamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ante las constantes preguntas de María, Fernando le muestra una fotografía de sus padres que confirma que están vivos. “La han conseguido mis hombres, creo que van por buen camino”, le dice. Animada, la mujer informa a Matías, que sigue desconfiando de Mesía pese a todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Raimundo cae enfermo y Mauricio se ofrece a ocupar su lugar como cuidador en las catacumbas. “No se preocupe por nada”, lo tranquiliza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras tanto, y sin saber que Antolina la está matando poco a poco, Elsa encuentra una llave en su joyero y enseguida se pone a buscar qué abre. La suerte no la acompaña porque no da con ello y, para colmo, su antigua doncella está a punto de descubrirla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo