Fernanda Castillo y Rafael Amaya: “Somos como un ‘Romeo y Julieta’ de los narcos”

Los actores mexicanos, que no temen encasillarse, aseguran que en esta nueva temporada la historia de amor entre Mónica Robles y Aurelio Casillas será mas intensa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cinco años después de su estreno, El Señor de los Cielos sigue cosechando éxitos entre la audiencia hispana de Estados Unidos y ya se ha confirmado que contará con una sexta temporada. Sin embargo, Fernanda Castillo y Rafael Amaya, que demuestran la misma complicidad que en la ficción, no se dejan deslumbrar. “Nos llegó este gran momento de fama tras haber tocado muchas puertas y sabemos lo cambiante que es este medio”, aseguran. 

¿Qué novedades traerán vuestros personajes?

Fernanda Castillo: Se va a ver a una Mónica menos sexy y más de acción. A las mujeres nos ponen pocas escenas de este tipo. Poder pelear a mano limpia, ya sin la pistola, o hacer cosas en un ambiente peligroso me encanta. Lo estoy disfrutando como actriz.

Rafael Amaya: Fernanda se merece todos mis respetos por el trabajo que hace. Está mostrando el poder de la mujer. Yo, por mi parte, le he puesto sensibilidad a Aurelio para no hacerlo tan machista.

¿Que habéis aprendido?

R. A.: Que con las mujeres no se juega y que el narcotráfico no es una buena forma de vida. También a ser menos terco, pues el Señor de los Cielos no deja de moverse en el mismo círculo pese a querer obtener resultados diferentes.

F. C.: Mónica siempre ha antepuesto a sus hermanos y a Casillas y conforme han pasado las temporadas creo que ha aprendido a quererse y a darse cuenta de que si no lo hace ella, es muy difícil que lo hagan los demás. A muchas mujeres les pasa lo mismo y por eso se han sentido identificadas.

Mónica y Aurelio mantienen una intensa relación…

R. A.: Lo que más me gusta de ella es que estuvo a su lado cuando todavía no era un poderoso narcotraficante. Empezaron siendo amantes y ya luego se convirtieron en un mal necesario (risas).

F. C.: Somos como un Romeo y Julieta de narcos. Sus familias estaban enfrentadas y, a pesar de sus idas y venidas, ellos se quieren. En esta nueva temporada viviremos momentos muy intensos.

Contadnos alguna anécdota de las grabaciones

F. C.: Un día tenía una escena en la que iba a buscar a Rafa para echarle la bronca y Ramón [José Juan Meraz] aparcaba el coche en una cuesta muy empinada. Yo iba con unos zapatos de tacón muy altos y a mitad de un camino lleno de piedras se me torció el pie y casi me mato. Muy caballerosos, los dos salieron corriendo para ayudarme. Pero lo peor de todo es que José dejó el coche sin el freno y estuvo a punto de llevarse a por delante a una parte del equipo.

¿Es complicado tener que lidiar con la fama?

F. C.: Por suerte este gran momento no nos llegó siendo unos jovencitos que están empezando. Los dos llevamos mucho tiempo trabajando y tocando puertas que no se abrieron así que sabemos que este medio es muy cambiante. Un día puedes estar en lo más alto y al otro abajo.

R. A.: La fama es el resultado de hacer un buen trabajo y, sobre todo, de ser constante, no de un golpe de suerte. Estoy orgulloso de seguir haciendo historia en la televisión latina y, como bien dice Fernanda, tenemos una larga trayectoria y sabemos lo que cuesta llegar hasta aquí.

¿Os han surgido nuevas oportunidades de trabajo?

F. C.: En los parones de las grabaciones he hecho tanto cine como teatro y he demostrado que puedo ofrecer otras cosas. Aun así, no temo encasillarme con Mónica. Siento que es el gran paso de mi carrera y ha propiciado que mucha gente me conozca.

R. A.: Claro. Ahora me llaman y muchas veces ya no tengo que pasar por casting. Estoy feliz y muy agradecido, porque antes me citaban y cuando llegaba me decían: “No, ya cerramos y tenemos al protagonista”. Así estuve durante más de 16 años.

¿Cuál es el secreto del éxito de El Señor de los Cielos?

R. A.: Haberse atrevido a retratar la realidad de México. El público ha valorado que por fin los melodramas dejen de mostrar a personas perfectas.

¿Y el de Aurelio Casillas para conquistar el corazón de tantas mujeres?

R. A.: Creo que es una combinación de muchas cosas. Les atrae la seguridad que les da y que en ocasiones también sea un poquito malo con ellas.

F. C.: El personaje está muy bien escrito y Rafa le ha dado un encanto especial. Lo llamativo es que es muy mujeriego y en un principio creíamos que no les gustaría a las mujeres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo