¿Accidente fortuito? en ‘Elif’

Selim y Kenan acompañan al hospital a Elif, que tras un forcejeo con Arzu termina cayéndose por las escaleras. Nova. Del 7 al 11 de octubre. 15.00h

Elif

Los Emiroglu están muy felices tras descubrir que Kenan no murió en el accidente de coche, sino que estaba convaleciente en una cabaña cercana. Ahora, el primogénito del clan, pasea de forma tranquila por el salón de la casa. Zeynep también está más recuperada del disparo que sufrió el día de su boda y finalmente puede salir del hospital e irse a vivir con su marido. En su habitación, recibe la visita de su cuñado, que le dedica unas bonitas palabras: “Sé lo importante que eres para mi hermano y por eso me alegro mucho de que te encuentres mejor. Lo que tienes que hacer es descansar y dejar que los demás te cuidemos”.

Por otro lado, Arzu no soporta más la presencia de Elif en su mansión. La culpa de todo lo malo que le ha sucedido. Una mañana pierde los nervios con la pequeña y en un forcejeo la tira por las escaleras. Los presentes acuden al lugar cuando la niña ya está inconsciente en el suelo, pero nadie sospecha qué ha ocurrido en realidad. Tras unas horas en el hospital, despierta, aunque por miedo dice que no se acuerda de cómo se cayó.

Veysel es secuestrado por un par de matones

Esa misma noche, Aliye, harta de las maldades de su nuera, habla con ella. “Fue un error obligar a mi hijo a que se casara contigo, pero este infierno se acabó. Le diré la verdad y tú saldrás de esta casa”, advierte muy seriamente. Sin embargo, la mujer no está dispuesta a perder todo lo que ha ganado durante estos años. Así pues, para evitar que su suegra hable, la golpea en la cabeza con un jarrón. Creyendo que la ha matado, la mete en la cama y se marcha de la alcoba. Al día siguiente, la criminal se sorprende al ver a su víctima viva. Instantes después, la policía entra en la estancia. “Señora, queda detenida por intento de asesinato”, pronuncia uno de los agentes.

Entretanto, Murat y su padre caminan tranquilos por la calle cuando un coche les corta el paso. Dos hombres armados salen del vehículo, secuestran a Veysel y le dicen que el hombre al que apuñaló mientras rescataba a Tülay ha muerto, y que si no quiere volver a la cárcel tendrá que pagar 750 mil liras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Elif