“Necesito que me perdones” en ‘Elif’

Aliye se sincera con Melek y le dice que está arrepentida por todo el daño que le hizo en el pasado. Nova. Del 21 al 25 de octubre. 15.00h

image

Tras un nuevo enfrentamiento con Pelin en la universidad, Zeynep está decidida a abandonar las clases y así se lo comunica a su esposo: “Estoy harta de aguantar sus miradas de odio y sus desprecios. Aunque nos hayamos casado, ella no se resigna a perderte y me da miedo que intente algo en nuestra contra”. Selim comprende sus temores y le sugiere que ambos estudien en casa a partir de ahora: “Así no tendremos que soportarla y tampoco abandonaremos nuestras carreras”. La joven acepta encantada.

Veysel no hace caso a las palabras de su hijo

Al enterarse de que su hijastra no está en su mejor momento, Melek decide ir a la granja a preguntar cómo se siente. Aliye es quien la recibe y aprovecha la visita de la mujer para pedirle perdón por todo el daño que le hizo en el pasado. “No me porté bien contigo y eso marcó tu vida. Siento haberte provocado tanto sufrimiento”, asegura la señora.

Además, le dice que puede venir a su casa las veces que sea necesario: “Desde este instante serás bienvenida”. La exesposa de Simsek no sabe cómo reaccionar ante las disculpas de la persona que más la ha odiado en su juventud.

Por su parte, Murat se encuentra preocupado por su hermana, ya que hace algunos días que no sabe nada de ella. El chico comparte sus sentimientos con su padre: “Sé que ella tiene a su marido y que la cuida, pero no quiero que se sienta sola o triste porque no vayamos a verla a menudo. Deberíamos presentarnos en su nueva casa y hablar un rato los tres”.

Sin embargo, el hombre no hace mucho caso a las palabras de su vástago, pues está demasiado ocupado pensando en su relación con Tulay. La dama le ha devuelto la ilusión y la fe en el amor. “Creí que la felicidad no era para mí, que sería un amargado para el resto de mi existencia, pero me equivocaba”, se dice a sí mismo en su taller.

Gonca visita a su jefa en la prisión y le lleva dinero

Ajena a lo que ocurre fuera de la cárcel, Arzu afronta un nuevo día entre rejas. Por la tarde, Gonca llega a la prisión y lleva a su jefa dinero y joyas para que pueda contratar los servicios de un buen abogado. “Con esto será mucho más fácil que salga de aquí, ya lo verá, no hay prisa alguna en que me lo devuelva. Tenga cuidado”, aconseja la criada.

La esposa de Emiroglu esconde la pequeña fortuna que ha obtenido bajo su colchón. Lo que no sospecha es que Ayten, uno de los celadores, ha visto lo ocurrido. Cuando la reclusa se marcha, entra en su celda y le quita todo lo que puede.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Elif