“Elif me ha robado las pinturas”; ‘Elif’

Beril acusa a su compañera de colegio de ladrona ante la profesora. Nova. Del 6 al 10 de julio. 15.00h

la profesora habla con beril, que acusa a elif de ladrona

QUÉ HA PASADO

• Selim dispara a Arzu por todo el daño que le hizo.

• Yusuf sale de prisión y empieza su vida normal.

• Erkut desconfía de su esposa.


Elif está muy feliz de comenzar un nuevo curso en su colegio. Todos sus compañeros y compañeras la reciben con mucho cariño, menos una, Beril, que no soporta que la recién llegada sea el centro de atención. Celosa, mete en su mochila unos rotuladores. “Elif me ha robado las pinturas, es muy mala”, asegura a la maestra, quien no tiene más remedio que mandar a la presunta culpable al despacho del director. La niña, temiendo las consecuencias de algo que no ha hecho, se fuga de la escuela. Cuando la profesora se da cuenta ya es demasiado tarde y, al no encontrar a la niña por ninguna parte, se ve obligada a llamar a su madre.

Melek se lanza a las calles sin pensárselo para hallar a su hija. No obstante, sus esfuerzos son en vano, no consigue ob tener ni una pista sobre dónde se ha escondido. Finalmente es Yusuf quien, por casualidad, la encuentra llorando por la calle. Tras charlar con ella, decide llevarla con su familia.

En ese momento aparecen Veysel y Murat, que se

han unido al equipo de búsqueda. Al ver cómo el hombre sostiene a la criatura por la mano, piensan que pretende secuestrarla y la emprenden a golpes con él. Afortunadamente, el librero logra explicarles que solo intenta ayudar. Superado el malentendido, los tres llevan a la desaparecida con su progenitora, que rompe a llorar al abrazarla: “Pensaba que te había perdido de nuevo. No vuelvas a hacer algo semejante ¡Qué susto!”.

Serdar debe abandonar la casa donde vive

Por otro lado, Gonca vuelve a reunirse con Asuman para que le cuente lo que ha averiguado sobre su marido. Tras ser consciente de todos sus engaños, decide que lo mejor es divorciarse. Sin contemplaciones, prepara la maleta de Serdar y lo echa de casa. El hombre la llama a las pocas horas, mientras vaga por la ciudad. “No tengo un lugar al que ir, dormiré en la calle si no me acoges de nuevo”, explica.

Ella, fría como el hielo, se mantiene firme en su decisión: “Jamás, no quiero junto a mí a alguien que lo único que ha hecho ha sido mentirme y manipularme”. Después de escuchar estas palabras, su esposo clama venganza.

Lejos de allí, Arzu se recupera favorablemente su intento de asesinato. Ya se siente mejor, pero todavía no está lista para abandonar el hospital. Umit, que le donó sangre para evitar que falleciera, no se separa de su lado ni un instante. Aunque no quiera reconocerlo, comienza a sentir algo muy especial por la delincuente, quien le agradece todas sus atenciones: “Creo que sin ti no habría salido bien librada de lo sucedido. Eres muy buena persona, de verdad”. Su salvador, por su parte, se emociona con sus palabras.

Zeynep está triste por la situación de su esposo

Al día siguiente, Selim afronta una nueva jornada en prisión por haber disparado a su excuñada. Su abogado se reúne con él y le confirma que su juicio se realizará esa misma mañana. “Como la mujer a quien atacaste está viva, puede que la condena no sea muy alta”, comenta el licenciado. El preso le pide que le saque de allí para que sus familiares dejen de sufrir. Algo imposible, pues desde que está entre rejas, Zeynep y Aliye caminan por la gran mansión como alma en pena.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Elif