Cristian de la Fuente será mal suegro porque sabe cómo son los hombres

El actor se ha confesado como muy celoso de su hija y asegura que esto es por una razón: él sabe cómo son los hombres y cómo se comportan porque él se ha comportado mal con algunas mujeres.

Cristian de la Fuente
Mezcalent

Cristián de la Fuente es padre de una niña de 14 años, Laura, fruto de su relación con Angélica Castro. Una joven preadolescente que ha comenzado a fijarse en chicos, algo que a De la Fuente no le ha gustado mucho ya que advierte que siente muchos celos de quien sea el futuro novio de su pequeña y tiene un buen motivo. Afirma que es un papá celoso porque conoce el modo de pensar de los hombres y sabe que no todos son muy honestos, pues revela que él llegó a hacer de las suyas y teme que su hija Laura, sea quien pague la factura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Sí soy celoso porque no falta él que le va a prometer el cielo y no se lo va a entregar, porque uno alguna vez lo hizo, ahí voy a pagar todos los pecados. Y yo le digo ‘Laura yo sé cómo piensan los hombres, créeme, te lo digo’, pero no, sólo quiero que tenga un novio que la quiera, obviamente va a terminar casi siendo mi hijo, así que mejor que sea un hijo al que queramos a un hijo que no queramos”, expresa.

Y es que, la pequeña es muy consentida con su padre, de hecho, asegura Cristian de la Fuente, es quien lleva las riendas de su casa. “Laura hace lo que quiere conmigo, obviamente no tiene que ver esto para saberlo, porque lo sabe y lo tiene claro, el poder más grande que tiene una mujer en un hombre siempre va a ser la hija. Mi hija maneja la familia, mi hija decide dónde comemos, dónde vamos de vacaciones, qué hacemos, casi que le pido permiso a ella cuando tengo que hacer algo, sí es definitivamente la jefa de la familia”, manifiesta.

Por otro lado, el actor chileno adelanta que comenzará el 2019 con un gran reto personal, ya que en la primera quincena de enero participará en un triatlón para el que se ha estado preparando los últimos meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Voy a correr mi primer Ironman, ha sido una preparación larga, partí hace cuatro meses preparándome y es duro, pero esperar que valga la pena. Dije ‘si lo hago, y hago algo imposible, y el 13 de enero al final del día tengo una medalla, que le puedo regalar a mi hija, y demostrarle que en la vida todo es posible’, creo que eso es el mejor regalo”, indica.

El protagonista de En Tierras Salvajes explica que no lo hace por mejorar su apariencia física, incluso bromea con el hecho de que varios de sus amigos le han preguntado si está enfermo.

“Tengo amigos que me han visto y me dicen ‘¿pero estás bien?, estás como enfermo, ¿te pasó algo?’, porque al parecer he perdido un poco de grasa y eso hace que me vea más flaco. Cuando todo el mundo lo único que dice es ‘te ves flaco, ¿estás enfermo?’, no creo que la vanidad lleve mucho, yo creo que me están diciendo que me estoy viendo muy mal, entonces la vanidad ahí no influye”, platica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo