El enemigo de Francisca

El militar quema las tierras de la Montenegro cuando descubre que no está de su parte. Antena3. Del 9 al 13 de abril. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras el apasionado encuentro en el bosque, Julieta confiesa a Saúl el verdadero motivo por el que renunció a él y ambos deciden regresar al pueblo y luchar por su amor frente a  todos.

Adela recibe noticias de Ulpiano, que ha tenido problemas en la escuela militar, y está segura de que Pérez de Ayala está detrás del asunto, al igual que de todas las desgracias que acontecen en el pueblo.

Don Berengario y don Anselmo se ofrecen a mediar pero solo logran que el general retire la asignación a la iglesia. Los curas se quedan desolados, como Dolores cuando Gracia le cuenta que el colmado ha sido clausurado.

Mientras Irene comenta a Adela la intención de publicar un reportaje sobre los abusos de autoridad del militar, este se presenta en casa de doña Francisca y le pregunta si está con él o en su contra.

Tanto ella como Raimundo se ponen a la defensiva y el hombre les asegura que se arrepentirán. Horas después, los campos de la Montenegro arden sin control…

La siguiente víctima del general es Fe, a quien hace creer que ha descubierto gracias a Nazaria el modo en que consiguió el dinero para abrir su negocio.

Luego, la humilla en la plaza del pueblo, donde congrega a los vecinos para mostrar los billetes que aún guarda en una maleta y la tacha de prostituta y ladrona.

Irene detalla a Severo el plan que ha urdido para que las autoridades conozcan los atropellos de Pérez de Ayala y él le aconseja que recurra a Marcela y a los curas.

La ausencia de Saúl y Julieta también inquieta en el pueblo. Dolores está convencida de que han huido, mientras Francisca presiona a Prudencio para que le cuente la verdad.

El joven acaba reconociendo que intentó forzar a su esposa.

En ese momento, Mauricio comunica a la patrona que el incendio ha sido sofocado, pero eso no la tranquiliza: está furiosa porque le ha salido un enemigo temible y poderoso.

Tras la humillación pública, Fe arremete contra Nazaria porque cree que se la ha jugado. Marcela, que presencia la escena, se
queda seriamente preocupada.

A la mañana siguiente, es Mauricio quien se inquieta porque no ha visto a su mujer desde la noche anterior.

Enseguida, el general malmete para que todos sospechen de Fe, en especial los Castañeda.

Emilia y el capataz van a la bodega en busca de una explicación y la dueña les asegura que no sabe dónde está la criada.

De vuelta en el pueblo, Saúl y Julieta se refugian en casa de Consuelo, quien les informa de lo ocurrido con los terrenos de doña Francisca.

El muchacho duda si presentarse en La Casona, pero la Montenegro se le adelanta… Llega en ese momento y lo amenaza por su relación con Julieta.

Raimundo, que la acompaña, defiende al muchacho y hace ver a su esposa que está tomando un camino equivocado: “Debes actuar con cabeza y no con rabia”.

De nuevo en casa, la señora intenta frenar la ira de Prudencio, que no piensa permitir que su esposa y su hermano estén juntos, al tiempo que mueve sus hilos para combatir a Pérez de Ayala.

Luego, se encuentra con Fe en la plaza y la acusa de mentir a todos. Consigue así que los Castañeda e incluso Mauricio crean que la bodeguera está detrás de la desaparición de Nazaria y que pasa información al general.

Gracia comparte ilusionada con Carmelo y Adela la idea de convertir el colmado en academia de baile pero sus amigos la desaniman: “Ayala cerrará cualquier negocio”.

Precisamente el artículo que ha escrito Irene en contra del militar se quema en la oficina de correos.

Por suerte, con ayuda de Severo consigue enviar una copia al periódico a tiempo para su publicación.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo